jueves, 22 de abril de 2021

Citario/El dijo que...: "It´s the economics stupid..." James Carville 1992



 

 James Carville 1992


 
Sólo uno de los 28 sectores industriales que operan en España mejoró su actividad en 2020, un año marcado por el impacto de la pandemia del coronavirus sobre la economía. 
Con la excepción del sector farmacéutico, que creció un 1,8% aupado por la mayor necesidad de medicamentos a nivel global, la industria española cerró el pasado año con un retroceso de su actividad del 9,4%. 
Se trata del mayor descenso experimentado desde el año 2009, cuando el país se encontraba inmerso en la denominada Gran Recesión. (s)
 


Un estudio publicado hoy por la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (EUIPO), con sede en Alicante, pone de manifiesto que las empresas titulares de, al menos, una patente, un diseño, modelo o una marca registrada generan, por término medio, un 20 por ciento más de ingresos por empleado. 

 Esta comparativa con respecto a las mercantiles que no son titulares de ninguno de estos derechos de propiedad intelectual (DPI) ha sido efectuado también con la Oficina Europea de Patentes (OEP), en Munich, y también constata esas firmas pagan de media unos salarios un 19 por ciento superiores.(Más)

miércoles, 21 de abril de 2021

AstraZeneca reputation en "caida libre"...

 


 Ver

 

Covid-19, en principio, fué una excelente oportunidad para la reputación de la industria farmacéutica y algunas de ellas en particular.

Ver:

Covid-19 una oportunidad...para la reputación.

Pero las circunstancias no fueron tan propicias o las urgencias llevaron a errores

A series of unforced errors by the British pharma company has turned hope into hesitancy.

Mene Pangalos, head of biopharmaceuticals research for AstraZeneca Plc, went to bed on Monday, March 22, feeling good for the first time in a while. After working around the clock through the weekend, he’d just announced better-than-expected interim results from the company’s large U.S. vaccine trial: The shot was safe and 79% effective at preventing cases of symptomatic Covid-19. Positive news, at last, after months of questions about everything including safety and supply shortfalls.

But at around 5 the next morning, Pangalos was jolted out of bed in the U.K. by a call from AstraZeneca Chief Executive Officer Pascal Soriot, ringing from Australia to ask what on earth was happening. The U.S. National Institute of Allergy and Infectious Diseases (Niaid) had just issued a late-night statement announcing that the safety board overseeing the trial was concerned AstraZenecamay have included outdated information” in its results, which “may have provided an incomplete view of the efficacy data.” Niaid, which is part of the National Institutes of Health, urged the company to release up-to-date figures as soon as possible.

While they were asleep in Europe, Pangalos and his team had received a harsh email from the Data and Safety Monitoring Board, the independent committee of experts appointed by the NIH to oversee the trial. The DSMB accused the company of releasing “potentially misleading” figures, saying the data were “the most favorable for the study as opposed to the most recent and most complete.” The experts added that “decisions like this are what erode public trust in the scientific process.” Astra executives were stunned. No one had reached out to them to discuss the concerns first, and Niaid’s decision to publicize the independent committee’s critique of the interim results was unprecedented.

The contents of the DSMB’s letter quickly leaked to the Washington Post and the New York Times. Within hours, Anthony Fauci, director of Niaid, was on Good Morning America, talking about the flap. “It really is unfortunate that this happened,” he said. “This is really what you call an unforced error, because the fact is this is very likely a very good vaccine, and this kind of thing does nothing but really cast some doubt.”

Astra had received approval the Friday before from the safety board to conduct its interim analysis, based on 141 verified Covid cases dating to Feb. 17. The board had advised the Astra team to be mindful of the unverified cases that had come in since then, to be sure they wouldn’t produce a significantly different efficacy figure, according to people familiar with the discussions. The team had looked at the cases, but, believing that their potential effect on the efficacy number was negligible, they hadn’t mentioned in their statement that the final percentage might change.

...

Astra’s next major hurdle will be to secure an emergency use authorization from the FDA. The company plans to submit data for review in the first half of April, but a final ruling could take weeks. Astra executives are under no illusion that the process will be smooth. They must continue to work with the DSMB, and they have one of the most complex datasets of any Covid vaccine developer, with thrombotic events and real-world evidence from millions of people vaccinated. They also got a new challenge at the end of March when one of their main subcontractors in the U.S., Emergent BioSolutions Inc., mixed up ingredients from Johnson & Johnson and AstraZeneca, a major manufacturing error. Emergent will now exclusively produce J&J doses while U.S. officials work to find AstraZeneca new manufacturing capacity. Many people inside Astra are deeply distressed by the extent of the criticism they’ve taken while trying to lead the way to a nonprofit vaccine that could help end the pandemic. As one executive puts it when asked if they’d do it again: 

Not in a million years. All we’ve had is grief.”

Mas...

martes, 20 de abril de 2021

Creatividad: Frena un momento. No hagas nada...Rebeca Yanke


 

Abrir la ventana de par en par o cerrar la puerta a cal y canto. Apagarlo todo para encender la luz que hay en nosotros. Buscar el espacio físico y mental donde no existe el mandato de productividad al que estamos acostumbrados y, sencillamente, frenar hasta que se instala el tiempo ocioso, aquel que no persigue ni la tarea pendiente ni la obligación y en el que se puede experimentar las bondades de no estar haciendo absolutamente nada: un chispazo creativo, una idea original, un descubrimiento sobre uno mismo o simple y pura paz.

Hace justo un año que la Historia nos colocó en esta circunstancia, cuando un virus y un estado de alarma nos dieron todo el tiempo del mundo para estar en casa. Algunos encontraron la forma de aprovecharlo y completaron este viaje hacia sí mismos. Otros, atónitos, no encontraron placer ninguno en el tiempo extra que la vida estaba ofreciendo. Fue complicado porque al mismo tiempo hubo que asumir mucha enfermedad y muchos muertos.


Además, desconectar de toda conexión y cualquier zoom, olvidar que hay platos en la pila y que la lista de tareas sigue ahí, expectante, mirándonos, no es lo más fácil del mundo. Pero en estos tiempos extraños en los que se mezcla la hiperconexión tecnológica con la distancia social, y sin vacaciones exóticas que mitiguen las miserias de la vida, «no hacer nada ha tomado forma de autocuidado».

«En ambientes empresariales se sigue percibiendo como vagancia», reconoce Alberto Gavilán, director de RRHH de Adecco Staffing, quien sin embargo es un defensor de una procrastinación bien entendida. También la ciencia ha demostrado que «la ocupación constante altera el cerebro hasta disminuir la capacidad de razonamiento» y que cuando «dejamos que la mente divague pensamos en el futuro a largo plazo 14 veces más que cuando nos obligamos a centrarnos».

Un Albert Einstein repanchingado sobre la hierba –ojos cerrados, mente al viento– no es un Einstein gandul sino alguien consciente de que parar ofrece beneficios. Lo mismo hacía Steve Jobs cuando reclamaba su libre albedrío: buscaba amplitud mental, aquella de la que pueden brotar ideas distintas, en vez de rellenar su agenda de infinitas actividades productivas. Ni tiene consecuencias económicas ni realza laboralmente, tampoco sirve para conseguir seguidores en redes sociales ni para ponerse en forma, pero nos hace más felices, más conscientes y, en ocasiones, incluso más brillantes.

«Requiere anteponer el propio bienestar a todo lo demás y es absolutamente inútil en lo que a generar beneficios se refiere», desgrana la holandesa Annette Lavrijsen, que acaba de publicar

 


Niksen: El arte neerlandés de no hacer nada
(Libros Cúpula), donde describe una máxima de los Países Bajos: tener en cuenta el poder que tiene darle al botón de pausa. Poder para encontrar sosiego, alegría, salud y hasta nuevas ideas.

Cuando frenamos sucede lo que la neurología llama «cognición espontánea». «Aunque nosotros paremos, el cerebro sigue activo y en situación de alerta», explica el neurólogo clínico Ayoze González. «Diversos trabajos sobre neurociencia de la creatividad muestran que existe una relación entre la red neuronal por defecto –la que se pone en marcha cuando no hacemos nada– y aspectos relacionados con la imaginación y la creatividad, como el pensamiento divergente, lo que pone de manifiesto que la creatividad no es un proceso exclusivo de la activación de la cognición y que también participa la cognición espontánea».

Luego está la vida real. «La lógica del capitalismo y de la sociedad de consumo que cataloga como tirar el tiempo o perder la tarde acciones necesarias como descansar, echar la siesta, ver la televisión en encefalograma plano u ojear una revista sin leerla en profundidad», enumera el psicólogo Buenaventura del Charco


«El problema radica en que lo que puede ser positivo en el ámbito económico no tiene por qué serlo en el personal. No importa si nos vino bien o no, simplemente no cumple con los criterios de productividad y consumismo, parece que tenemos que hacer una actividad tras otra, consumirlas de forma bulímica para luego desecharlas sin reflexionar si nos satisfacen o no».


Del Charco ofrece datos actuales que le recuerdan a un filósofo del pasado: «Decía Pascal que ‘la infelicidad del hombre se basa solo en una cosa, que es incapaz de quedarse quieto en su habitación’. Durante el primer mes de confinamiento se incrementaron los problemas psicológicos, en abril se disparó el consumo de alcohol más de un 80% respecto a 2019, según datos de Consumo. Esto fue antes de que habláramos de fatiga pandémica y fue desmedido, no estábamos en una trinchera observando el horror de la guerra, estábamos en nuestra casa, calentitos, interconectados por las nuevas tecnologías y la nevera bien llena».

Ocurrió entonces que «de estar haciendo cosas todo el rato para no pararnos a pensar» pasamos a «escucharnos a nosotros mismos». Y no estábamos acostumbrados a hacerlo porque normalmente la acometida implica mirarse en el espejo, «darnos cuenta de lo que nos hace infelices, de todo lo que no funciona en nuestra vida, del silencio en casa con los hijos, de la convivencia insoportable con la pareja cuando no hay que hablar de las tareas diarias», prosigue este psicólogo.


Durante 2020 todo esto sucedió. «Hubo cambios en nosotros mismos, en nuestras relaciones con los demás y en nuestra concepción de la vida», piensa Dafne Cataluña, fundadora del Instituto Europeo de Psicología Positiva. Ante la realidad cruda de nuestra vida reaccionamos con «pánico», sin percatarnos de que «ahí reside el verdadero autocuidado, más allá del deporte, meditar o darnos un baño de agua caliente, tener el coraje de intentar vivir la vida que realmente deseamos».

En la búsqueda de una experiencia vital más auténtica, «poner la mente en blanco», como dice el neurólogo David Ezpeleta, secretario de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Neurología (SEN), es un primer paso porque aunque suponga una

 
«inacción conlleva un funcionamiento cerebral determinado, como sucede con otras de mantenimiento del sistema, es decir, funciones vegetativas que controlan la respiración, la frecuencia cardiaca, la motilidad gastrointestinal, el hambre, la sed y un largo etcétera. Cuando no hacemos ni pensamos nada, el cerebro mantiene su actividad metabólica».

La autora holandesa Lavrijsen, por ejemplo, ejerce este autocuidado o niksen así: «Me gusta salir a pasear en la naturaleza, el aire fresco, los rayos del sol y los árboles me proporcionan claridad mental. Si tengo poco tiempo y estoy en casa, lo que hago es desconectar todos mis aparatos electrónicos, pongo música clásica, hago un poco de meditación o yoga e intento desconectar media hora. La clave es permitirse no hacer absolutamente nada durante un corto periodo de tiempo, idealmente una vez al día porque cuando apartamos la mente de las rutinas diarias emergen ideas escondidas, podemos examinar los problemas y las dudas con mejor perspectiva y somos capaces de dar con soluciones más creativas».

Lo explica bien la psicóloga Patricia Díaz Saco, especialista en ayudar a las personas a gestionar sus emociones. «Asociamos el placer a un viaje exótico, a lo erótico, a un restaurante caro, en definitiva lo igualamos a permitirnos algo y mientras tanto ignoramos las opciones que tenemos en el día a día de experimentar un placer que quizá no encaja con la idea preconcebida: el sabor de la primera taza de té de la mañana, una conversación con alguien a quien queremos, realizar una actividad que nos gusta son sólo tres ejemplos que en la vida cotidiana ofrecen placer y pueden pasar desapercibidos».

Porque el autocuidado, señala también Díaz Saco, no es cuestión ni de spas, ni de manicuras ni de crossfit ni de boxeos sino de no tener miedo a decir que no nos apetece salir y estamos tan a gusto mirando la lluvia caer por la ventana, aunque «pueda parecer antisocial», como también apunta nuestra especialista holandesa en su libro: «Para el profano, el niksen puede interpretarse como simple holgazanería pero pensémoslo en relación a la mejora de la creatividad, la conciencia de uno mismo y la reducción de la ansiedad».

Porque «cuidarnos y hacer cosas que nos sienten bien es una de las bases de la autoestima», señala Díaz Saco, y «para comprender que la capacidad de sentir placer está en mí y que no depende de nadie ni de nada externo a mí». Y «parar, no hacer nada, lleva al cuerpo y a la cabeza a pensar en quién soy, qué siento, cómo lo siento y qué necesito», describe otra psicóloga, especialista en gestión del trauma, Lucía Fernández Pérez.

El neurólogo Ezpeleta redondea la maravillosa jugada de conocerse y quererse un poco más cada día cuando explica que «las desconexiones, los parones o reseteos tendrían como objeto reducir la fatiga cognitiva y mantenernos eficientes más tiempo a lo largo del día».

Abordar el silencio aunque nos lleve a lugares insospechados y aparentemente insondables, tirarnos debajo de un árbol a lo Einstein aunque estemos incrustados en una ciudad y hasta el paseo solitario y a la deriva –«sin mapa» como sugiere el niksen– y dejar de pensar por un momento en que hay que poner una lavadora y revisar que en la bandeja de entrada del correo no haya algo fundamental. 


 Ver

sábado, 17 de abril de 2021

Citario ella dijo que...: "Los espejismos de la certeza" / Siri Hustvedt.

 


"Se extienden los incendios. Se derriten los hielos. Suben las aguas. La pérdida sin precedentes de biodiversidad debido a la torpe obsesión de la humanidad por obtener cada vez más beneficios, sin tener en cuenta las consecuencias, ha aumentado el peligro de enfermedades infecciosas zoonóticas. El mundo es aterrador y es fácil rendirse a la desesperanza, sentirnos abrumados por los datos, sucumbir al letargo y a una sensación alterada del tiempo, pero esa también es una forma de pensamiento apocalíptico y hace personal una crisis que es de todos los que habitamos en el planeta. No olvidemos a los muertos, no olvidemos nuestros fracasos ni nuestros éxitos durante la pandemia, porque nos ayudarán a imaginar un futuro y a actuar juntos para crearlo."

 

 De:‘Los espejismos de la certeza. Reflexiones sobre la relación entre el cuerpo y la mente’. 

Siri Hustvedt.

Ver:

 Siri Hustvedt en PHARMACOSERÍAS

viernes, 16 de abril de 2021

Cinema Paradiso: The Asphyx (Asfixia) / Peter Newbrook


 

Un científico de la era Victoriana descubre que la mortalidad esta directamente unida con unos espíritus fantasmales que se manifiestan cuando alguien está cerca de la muerte. Él crea un dispositivo especial fotográfico para revelar y encarcelar los espíritus invisibles. Cada ser vivo tiene su propio Asphyx. Conducido por la pena del ahogamiento accidental de su hijo, el hombre decide frustrar la muerte permanentemente. Con su máquina, el científico puede capturar a una persona su Asphyx y hacerlos inmortales.

Peter Newbrook debutó como director, al parecer sin demasiado éxito, cayendo en el olvido junto a su largometraje Asfixia. El film trata la inmortalidad y lo sobrenatural de una forma plenamente científica, alejándose de las formas clásicas de abordar la ansiada inmortalidad en el cine, como bien podría ser la mitología vampírica.

Las investigaciones de Sir Hugo Cunningham, respetado científico de finales del siglo XIX, se tornan en obsesión, volviéndose en su contra. La dimensión y la peligrosidad de sus investigaciones, qué se centran en un extraño fenómeno que aparece al fotografiar la muerte de una persona, se le escapa de las manos y le conducirá a terribles consecuencias. Un film de ciencia ficción con pinceladas de terror y un acertado desarrollo de la historia. Con unos escenarios bien recreados de la época en que está basada, el film logra una correcta puesta en escena de los actores. Los efectos especiales no corren la misma suerte, bastante desfasados a causa del tiempo, pero sin duda, tuvo que estremecer a más de uno en su época.

Una mezcla explosiva para aquellos tiempos que el cine tomaba un nuevo rumbo y gracias a películas como ésta, podemos disfrutar hoy en día de innumerables obras de este género tan peculiar. La trama es bastante simple, pero mostrando el desenlace, consigue mantenernos pegados a la pantalla para ver el desarrollo de los acontecimientos. Un recurso cinematográfico simple y efectivo, usado mucho hoy en día. La banda sonora contiene un tema principal magistral, usado con cuentagotas a lo largo del film, encontrándonos algunos momentos sin música de acompañamiento, cubriendo esos pequeños huecos con ayuda de la trama y reparto. Una obra que recomiendo a los que echen de menos el género ciencia ficción-terror de esta época.


 

jueves, 15 de abril de 2021


Bruselas pide prohibir dos cannabinoides sintéticos por su toxicidad "potencialmente mortal" Bruselas, 12 mar (EFE).- 

La Comisión Europea propuso este viernes prohibir dos nuevos tipos de canabinoides sintéticos, el MDMB-4en-PINACA y el 4F-MDMB-BICA, anunció el Ejecutivo comunitario en un comunicado. 

Ambos canabinoides sintéticos presentan una toxicidad potencialmente mortal y han estado disponibles en la UE desde al menos 2017 y marzo de 2020, respectivamente, indicó Bruselas. 


De hecho, entre mayo y agosto de 2020 se registraron 21 muertes asociadas a la 4F-MDMB-BICA en un Estado miembro. 

Los dos estupefacientes se venden en línea en pequeñas cantidades y al por mayor y, mayoritariamente, listas para su consumo en mezcla para fumar, en líquido o impregnado en papel. 

Se trata de la segunda vez que la Comisión propone la prohibición de una sustancia bajo las reglas revisadas de la UE sobre sustancias psicoactivas, tras el veto al isotonitazene, un fármaco opioide, en septiembre del año pasado. 

La prohibición se basa en la evaluación de riesgos realizada por el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías, la agencia antidroga de la UE. 

Ahora, el Parlamento y el Consejo (los países) tienen dos meses para examinar la prohibición y, una vez entre en vigor, los Estados miembros tendrán seis meses para aplicarla. EFE

miércoles, 14 de abril de 2021

Relación Médicos/Industria farmacéutica "Quo vadis"? por Angel Gonzalez


La industria farmacéutica ha basado tradicionalmente su estrategia comercial en la fuerza de ventas. Es verdad que en los últimos 10 años, al hilo de la recuperación de la devastadora crisis financiera de 2008/2009 y con el auge de los medios digitales, muchas compañías de este sector comenzaron a testar e implementar el modelo alternativo de visita médica en remoto, pero nunca como formato mainstream. Es cierto también que cada vez más profesionales sanitarios mostraban sus reticencias a la presión comercial de los laboratorios, demandando otro tipo de relación menos intrusiva. Pero lo que es innegable es que una y otra parte deben entenderse, relacionarse, cooperar y comunicarse, puesto que ambos son actores determinantes en la cadena de valor de la salud. 

 La pandemia acelera el cambio de formato 


Como sabéis, Sermo es la red social de médicos por excelencia… y de referencia. Fundada en 2005 por el Dr Daniel Palestrant, está integrada en la actualidad por 1, 3 millones de facultativos de 150 países. 

En el contexto de la pandemia, durante el año 2020 llevaron a cabo el estudio HCP Sentiment en cinco oleadas/partes con una muestra de 1.800 médicos de 10 especialidades en 8 países, incluyendo España.


 

 

El estudio aborda, entre otros tópicos, el grado de adopción de la telemedicina por parte de los médicos, sus percepciones sobre el antes, ahora y después de la pandemia, y también el cambio que los médicos han experimentado en su relación con la industria farmacéutica a través de los delegados.

 Sobre esto último hago un resumen de los puntos de aprendizaje que considero más relevantes: 

  •  -Cerca de un 70% de los médicos entrevistados consideran que la industria farmacéutica podría mejorar su comunicación con ellos 
  •  -Una gran parte de los médicos (un 48%) prefieren que las interacciones en remoto con los delegados de venta se programen directamente por ellos. En los países de Europa incluidos en la muestra del estudio, esa prioridad es aún mayor alcanzando un 62% 
  • -Por otra parte, los médicos esperan que tras las restricciones de interacción personal obligadas por el COVID19, la distribución de la interacción cara a cara vs formato virtual/digital sea de un 50% respectivamente 
  • -En cuanto a interacción persona a persona, la mitad de los médicos prefieren que sean representantes de Medical Affairs-MSLs de la Industria Farmacéutica. 
  • -Consideran que, en el futuro, las interacciones en remoto con la Industria Farmacéutica se van a incrementar con respecto a los años previos al COVID 
  • -El formato de vídeo para dicha interacción crecerá exponencialmente un 117% como preferencia por parte de los médicos.

domingo, 11 de abril de 2021

El año más largo / Juán Fueyo*


 

... En el año de la “infodemia”, con las sucesivas olas del virus se acumulaba tanta información que no había tiempo para digerirla: las noticias se refutaban o se confirmaban o se ampliaban por más noticias sin dar tiempo al análisis. Había un titular cada hora, cada minuto, cada milésima de segundo. 


En el 2020 era imposible estar al día. Como advirtió Machado: nuestras horas son minutos cuando queremos saber, y siglos cuando sabemos lo que se puede aprender.

Con la vacuna veremos cómo los relojes se normalizan. El mundo volverá a ponerse en movimiento y podremos dedicarnos, como Proust, a la búsqueda y recuperación del tiempo perdido. Con las golondrinas volverán nuestros familiares y amigos, y vaciaremos de soledad nuestros minutos. En casas, parques y avenidas soplará el tiempo. El tiempo que todo lo cura.


 

No olvidaremos el 2020. Dalí en “La persistencia de la memoria” y Borges en “Funes el memorioso” unieron los recuerdos a los relojes. Muchos recordarán el 2020 como uno de sus peores años...

  El año más largo Juan Fueyo LNE 28.3.2021

 

Ver también:  

Infodemia, nueva pandemia? 

 

(*) Juán Fueyo (Oviedo, Asturias, 1957) es un neurólogo y escritor español afincado en Estados Unidos. Es profesor e investigador de Neurooncología en el Centro Oncológico M. D. Anderson de la Universidad de Texas, uno de los más prestigiosos del mundo en el tratamiento del cáncer, y ha participado en la fundación de la compañía biotecnológica DNATrix. Junto con su mujer, Candelaria Gómez Manzano, desarrolló en 2003 un virus modificado que está siendo investigado en estudios clínicos para el tratamiento de las modalidades más agresivas de cáncer cerebral. Su investigación ha tenido gran impacto en la comunidad científica y se han hecho reportajes sobre su trabajo en los mayores canales internacionales de prensa, radio y televisión, como la CNN, HBO y RTVE. Colabora frecuentemente en medios de comunicación con artículos de divulgación científica y de opinión. En 2017 debutó como escritor de ficción con Exilios y odiseas. La historia secreta de Severo Ochoa

 Ver:

Ratón de biblioteca: Exilios y odiseas: la historia secreta de Severo Ochoa / Juán Fueyo

En su vida, ha tenido que ignorar muchas veces a quienes le decían que «eso es imposible».

Ver:

Ratón de biblioteca: Te dirán que es imposible / Juán Fueyo  

 

sábado, 10 de abril de 2021

L'annêe Plantu / Le Monde 50 ans d'histoire

 


Dans le monde des illustres dessinateurs de presse, Plantu est devenu incontournable. 


Depuis son premier dessin en 1972 sur la guerre du Vietnam alors qu’il n’a que 21 ans, Jean Plantureux dit Plantu, s’engage dans une collaboration de plus de 40 ans avec le journal Le Monde, et depuis 1991 avec l’hebdomadaire L’Express qui lui consacre chaque semaine la totalité de sa troisième page. 


Honoré de nombreux prix, le dessinateur fonde en 2006 avec Kofi Annan, prix Nobel de la paix et ancien secrétaire général de l’ONU, Cartooning for peace1 , une association pour la défense de la liberté de la presse dans le monde qui réunit des dessinateurs du monde entier. 

Une de ses œuvres les plus célèbres est le calligramme « Je ne dois pas dessiner Mahomet », subtilement esquissé en tête du prophète de l’islam.


L’ouvrage sorti aux Editions Calmann-Lévy présente plus de 200 dessins regroupés dans six thématiques de l’actualité sur l’état d’urgence du moment.

Alors que les pages de garde sont ornées de souris variées, compagnes de signature du caricaturiste, l’auteur se pose, en préambule, la question de la représentation du virus et de ses hésitations à le dessiner comme celles du gouvernement à le cerner. Il se moque des amuseurs publics, des fausses informations trop rapidement déballées. Confinée sur elle-même, la France s’est inquiétée de son sort en oubliant les réalités internationales. Ainsi vont les démocraties « habituées à faire l’impasse sur des infos incontournables ».


 

 Le coronavirus

Ce volet alimente les polémiques du début de l’année 2020 : la Chine impose le silence sur le drame qui se trame à Wuhan puis organise le confinement total de 11 millions de personnes, région représentée par notre dessinateur sertie dans la Grande Muraille. 

Les Français s’occupent pendant le confinement. Ils lisent les «métamorphoses du Covid », écoutent Didier Raoult (qui propose un vaccin contre la connerie à Donald Trump), occupent les enfants qui veulent tous devenir épidémiologistes, redécouvrent le chant des oiseaux à Paris et rendent hommage aux soignants à 8 heures le soir. Tel un Moïse sur le mont Valérien, Edouard Philippe prépare les Français à un déconfinement, en brandissant la table des 4 commandements : les gestes barrières, tu respecteras.

Alors que les démocraties sont fragilisées par la crise sanitaire, le masque est présent partout. Il devient objet de dérision. Il voile les avions au sol, il sert de serviette de plage et il reste sur les visages des artistes dont les spectacles sont tous annulés. Notons une mention spéciale au dessin du 14 juillet où les acteurs de la première ligne sont honorés en présence d’une Marianne propulsée par la figure du général de Gaulle dont l’appel est commémoré cette année. Le masque devient un parapluie de protection, puisque « vivre, ça n’est pas attendre que l’orage passe. Vivre, c’est apprendre à danser sous la pluie ».

L’écologie, la politique et le contexte social

Ces trois volets montrent des dessins plus engagés. Quand Greta Thunberg fait entendre sa voix à Davos, Donald Trump fustige les « prophètes de malheur » et désengage les Etats-Unis de l’accord de Paris sur le climat tandis que le Brésil n’a jamais autant procédé à une déforestation massive. La planète brûle à l’image de l’Australie. La France devra compter avec les conclusions de la convention citoyenneté sur le climat mais également sur une force politique montante, le parti écologique qui remporte les élections municipales dans plusieurs grandes villes.

La crise sanitaire nous a fait un instant oublié les nombreuses grèves pour s’opposer à la réforme du dossier des retraites, largement traitées par Plantu. Il montre les difficultés du gouvernement d’Edouard Philippe jusqu’au-boutiste et la position d’Emmanuel Macron bien amère (il est jaune citron) parfois lâché par son camp, sous l’œil goguenard de François Hollande qui affirme, qu’à son époque, les trahisons étaient plus « masquées ».

La nomination du nouveau gouvernement Castex occasionne des caricatures bien senties, centrées sur des personnalités qui ne peuvent laisser indifférentes : l’optimisme de Roseline Bachelot qui distribue des masques de théâtre pour des scènes vides et l’avocat Dupond-Moretti devant « un mur des cons » qui nous rappelle des souvenirs. François Bayrou n’est pas épargné, quand devenu l’ange du président et le haut-commissaire au compte, il ne sait de quel côté il doit faire pencher la brouette financière de la relance, droite ou gauche.

L’actualité internationale


 

Alors que le monochrome est souvent utilisé, le rouge prédomine sur les dessins imposés par l’actualité internationale. Plantu voit rouge pour les 520 000 Syriens chassés de leur terre, quand l’hydre raciste entraîne la mort de 9 personnes en Allemagne à Hanau, mais surtout quand les droits de l’homme sont bafoués à Hong Kong. Le drapeau rouge chinois enserre de son étau la révolte des parapluies hongkongais et par là même édicte une loi sécuritaire, faisant craindre un recul inédit des libertés depuis la rétrocession de l’ex-colonie britannique.

Toutes les œuvres ne peuvent être évoquées. Elles nous touchent en fonction de l’actualité ou de sa sensibilité. On regardera avec une attention particulière, un dessin sur fond violet (le deuil ?) où une femme perd son visage, pauvre masque de douleur après un coup de poing bien ciblé, alors qu’un juge aux yeux bandés ne perçoit qu’un léger bruit quand il tend l’oreille. Le dessin de presse engagé dénonce aussi l’horreur des violences féminicides.

Inutile d’ajouter qu’un recueil des œuvres de Plantu est une mine de ressources pour l’enseignant. Si le dessinateur force le trait en exagérant la réalité, ses caricatures transforment habilement les personnages, ce qui permet de les identifier facilement, une aubaine pour les présenter aux élèves : une grande mèche blonde pour Trump, François Hollande aux joues rondes ou Emmanuel Macron au nez busqué. Un petit plus non dénué d’intérêt, des QRcodes dans l’ouvrage peuvent être lus pour voir l’artiste mettre en action son crayon, ou accéder à une de ses expositions. 

 

Ver

viernes, 9 de abril de 2021

Ratón de biblioteca: La pócima de la tranquilidad.El método / Elia Frias



 


 

La psicóloga Elia Frías cuenta su método para el equilibrio personal en un libro “sin tecnicismos” y para leer “haciendo pausas”

Confiesa la psicóloga Elia Frías que es fan de la cocina y que ese interés por el mundo culinario le dio una idea para confeccionar su último libro. Se titula “La pócima de la tranquilidad” y es un ensayo en el que cuenta su método para que la persona encuentre la serenidad con su propia actitud ante la vida.

Es “su método”, el que objetivamente “da resultado”, porque así lo ha comprobado con el paso de los años y a través de la experiencia con miles de pacientes. Lo escribió durante el confinamiento. “Pensé mucho en la muerte y me dije: esto que yo aplico no puede quedarse sin escribir, no puede quedarse solo conmigo’”, cuenta Elia Frías en su consulta de Villar de Luarca. Se puso manos a la obra en medio del contexto de incertidumbre por el covid, que lo ha cambiado todo.

En su consulta utiliza un método “simple” y basado en la psicología cognitivo conductual. Se trata de “diez ingredientes” que ofrece a las personas y tratan de llevarlas a una vida serena, “que no feliz al cien por cien ni para siempre”. Es un libro “sin tecnicismos”, con un interlineado amplio y una tipografía que hacen fácil la lectura.(Más

 


"Hoy me duele la cabeza y me voy al médico. Mi doctor me diagnostica cefalea y me da un tratamiento, una pastilla analgésica. Más tarde, mientras cocino, me hago un pequeño corte superficial y vuelvo al médico. Me diagnostica pequeño corte de la dermis y me da
 un tratamiento, una tirita.
 
  
 
 
 
 
 
 
 
 
Más tarde empieza mi entrenamiento de baile y fuerzo demasiado el gemelo de mi pierna. Acudo otra vez a mi  médico y me diagnostica una contractura. Me da un tratamiento, gel anti-inflamatorio para el músculo. Debido a mis nervios y mis prisas, no he prestado mucha atención al médico, estoy muy nerviosa y mi dolor de cabeza aumenta. Me coloco la tirita en la frente y espero a que se me quite el dolor. Mi músculo sigue inflamado y me froto la piel con la pastilla en el gemelo. Mi pequeño corte me molesta y me aplico gel anti-inflamatorio. ¿Crees que funcionará?...va a ser que no."


 

jueves, 8 de abril de 2021

Francia: Scandale du Mediator 10 años después...


 

Bien que le jugement n'ait pas encore été rendu, plusieurs milliers de victimes ont déjà été indemnisées en réparation de pathologies liées à ce médicament commercialisé pendant trente-trois ans par les laboratoires Servier.

Le scandale sanitaire du Mediator, révélé il y a plus de dix ans, est-il une affaire du passé ? Quel qu'il soit, le jugement attendu lundi 29 mars est promis à un retentissement particulier, en pleine troisième vague du coronavirus et alors que les décisions des autorités sont sans cesse questionnées.

Pendant les huit mois d'audience - suspension pour le premier confinement comprise - le tribunal a tenté de comprendre comment ce médicament, un antidiabétique largement détourné comme coupe-faim, avait pu rester commercialisé trente-trois ans malgré les alertes sur sa dangerosité dès les années 90. Il est tenu pour responsable de centaines de morts.

Sur le banc des prévenus, les laboratoires Servier, deuxième groupe pharmaceutique français, sont poursuivis pour «tromperie aggravée», «escroquerie» et «homicides et blessures involontaires», l'Agence de sécurité du médicament (ANSM) pour «homicides et blessures involontaires» par négligence. 

Pour Bernard Bégaud, professeur de pharmacologie à l'université de Bordeaux, si l'ANSM est condamnée, «ça tombe à un très mauvais moment, à un moment où elle doit apparaître comme la parole respectée, autorisée, indépendante et compétente».


Défiance vaccinale

Jocelyn Raude, psychologue à l'Ecole des hautes études en santé publique, explique que l'affaire du Mediator «a joué un rôle important dans l'histoire de la crise vaccinale» en France. «Cette perte de confiance, on l'a retrouvée pendant le Covid. Des études internationales ont montré que les Français étaient parmi les plus vaccino-sceptiques au monde». En 2009-2010, poursuit-il, «il y a eu une succession de controverses [notamment la gestion de la grippe H1N1, ndlr], une séquence terrible pour les institutions sanitaires qui s'est terminée par l'affaire Mediator». Alors naît l'idée que «les autorités sanitaires et les scientifiques sont sous l'influence de l'industrie pharmaceutique», note Jocelyn Raude.

...

La responsabilité civile des laboratoires Servier, pour avoir laissé sur le marché un médicament «défectueux», est définitivement reconnue par la justice française. La faute de l'État dans la surveillance du médicament à partir de 1999 a elle aussi été tranchée. En parallèle, plusieurs milliers de personnes ont déposé une plainte pénale depuis la révélation du scandale en 2010.(Más)


 

Ver

Ver: 

Todo sobre Mediator en PHARMACOSERÍAS

miércoles, 7 de abril de 2021

Para_Pharma_Lia: Taffix "en retirada"...



 

Sanidad retira del mercado el spray nasal Taffix

El ministerio de Sanidad y Consumo ha ordenado la retirada del mercado del spray nasal "Taffix", de la biofarmacéutica Nasus Pharma.



La AEMPS, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha instado a la empresa Reva Health Europe, S.L, distribuidora del producto en nuestro país, a cesar la comercialización y retirar el producto del mercado español al "no estar justificada su clasificación como producto sanitario clase I y no disponer de evidencia clínica suficiente que avale la seguridad y la eficacia del producto."

La empresa está remitiendo una nota de aviso para informar de esta retirada a los centros afectados.


 



 

El producto había comenzado a comercializarse como barrera mecánica protectora contra alérgenos y virus dentro de la cavidad nasal.(Ver)

 

 


 

Los supuestos efectos del Taffix se basan en un estudio denominado: “Low pH Hypromellose (Taffix™) nasal powder spray reduced SARS-CoV-2 1 infection rate post mass-gathering event at a highly endemic community: An 2 observational prospective open label user survey”.

En este trabajo se realizan varios estudios in-vitro y un estudio observacional prospectivo. Los experimentos in-vitro tratan de demostrar el bloqueo del virus por el principio activo del medicamento. No obstante, hacen constantemente referencia a unos datos no publicados y que, por tanto, no se pueden contrastar.

Por otra parte, el estudio observacional tiene una metodología de muy dudosa fiabilidad, en la que se recluta a un grupo de personas para usar el medicamento previo a un evento multitudinario super-contagiador, donde no se respetan la distancia social, y posteriormente se les llama para ver si pasadas unas semanas han sido positivas por COVID-19. En este trabajo no se utiliza un grupo control y, por tanto, tampoco se aleatoriza el tratamiento para compararlo con un placebo, lo que hace que no se puedan sacar conclusiones válidas. Además, existen una gran cantidad de factores de confusión que no se han tenido en cuenta y que pueden afectar a el número de pacientes infectados, como son el tipo de mascarillas usadas por los participantes, el contacto estrecho con pacientes positivos, comorbilidades previas, etc.

Actualmente este estudio no está publicado en ninguna revista científica de impacto y solo se puede encontrar en versión “pre-print”, en la plataforma Research Square (doi: 10.21203/rs.3.rs-100328/v1). Esto significa que el trabajo no está revisado por pares, algo obligatorio para que sus conclusiones puedan ser tenidas en cuenta dentro de la comunidad científica. Por tanto, son los propios distribuidores del producto los que realizan un estudio y obtienen unos resultados basados en unos datos que no publican y sacando unas conclusiones que no han sido validadas por otros investigadores ajenos a la empresa interesada.

CONCLUSIÓN Y POSICIÓN DE LA SEORL

Debido a la nula evidencia científica del trabajo en el que se avala el producto, y tras refutar, basándonos en la evidencia científica disponible en el momento actual, todos los efectos de protección frente a la COVID-19 que proclama el Taffix, la SEORL no puede recomendar su uso para el fin para el que se publicita.(Más)