viernes, 8 de junio de 2018

Transparency Int. España: Una evaluación del Lobby en España.

.
Una evaluación del lobby en España.

Análisis y propuestas examina la situación de la práctica del lobby en España y pone de manifiesto que decisiones públicas importantes se toman envueltas en secreto. Debido a la insuficiencia de controles en materia de lobby, es casi imposible para el público conocer quién busca influenciar, a qué decisores públicos, por qué medios y con qué resultados. 
El lobby se entiende como cualquier intento de influenciar las decisiones de política pública de manera ordenada y sistematizada.

En particular, el informe analiza los aspectos de la transparencia, la integridad y la igualdad de acceso en las prácticas de lobby en España y presenta casos en distintos sectores como Energía, Salud, Financiero, Telecomunicaciones o Construcción. Asimismo realiza una serie de recomendaciones y propuestas a responsables públicos y representantes del sector privado y no gubernamental, para mejorar la transparencia, promover la integridad y equilibrar el campo de juego.

En España está muy instalada la creencia de que el dinero «compra» influencia en la política. Igualmente, entre los ciudadanos españoles está extendida la percepción de que negocios y corrupción van de la mano ( EU AntiCorruption Report, European Commission 2014). Según el Eurobarómetro de 2013, el 77% de los españoles cree que la corrupción es parte de la cultura de los negocios en el país, mientras que el 67% considera que la única forma de tener éxito en los negocios son las conexiones políticas. Un 84% de los españoles cree que el soborno y las conexiones son la forma más sencilla de obtener servicios públicos.

Estas percepciones son aún más fuertes entre las empresas españolas, de las cuales un 91% ve excesivos vínculos entre dinero y política, y el 93% cree que la corrupción y el favoritismo dañan los negocios ( Flash Eurobarometer 374, European Commission 2014). Las empresas constatan que son recurrentes muchas prácticas injustas, y en ocasiones ilegales, tales como favorecer a amigos y familia al hacer negocios, el nepotismo y el clientelismo en la administración, o la opaca financiación de los partidos políticos. No es de extrañar que la confianza en el gobierno muestre un nivel tan bajo y alarmante. (Más)

Ver: 
Salud pública: actores y estrategias de influencia  (pag. 34)
Disputa en torno a la vacuna de la varicela (pag. 38)

Publicar un comentario