sábado, 28 de abril de 2018

Paradigmas: Que te guste 'Anatomía de Grey' no es vocación por la Medicina...

Anatomía del corazon Enrique Simonet 1890

Nuestra fugaz conversación giró básicamente en torno a por qué habíamos decidido estudiar Medicina. Yo lo había tenido claro desde hacía unos cuantos años —deseaba una profesión altruista y centrada en la salud porque me parecía un campo muy amplio de conocimientos que se actualiza y cambia continuamente—.


La clínica de Agnew Thomas Eakings 1889

Aunque me siento segura con la rutina, no deseaba estancarme en algo monótono, y la Medicina ofrecía ese punto intermedio entre lo cambiante y lo estable. Por otro lado, me atraía lo artístico, la fusión entre lo científico y lo emocional, tan necesario hoy día. Me dediqué a explicárselo a mi interlocutora aunque, para qué mentir, la chica no parecía particularmente interesada y le prestó más atención a sus actualizaciones de Tuenti que a mis palabras.

Cuando, desesperada por arrancarle un poquito más de verborrea, le pregunté por los motivos que le habían llevado a ella a ingresar en la carrera, su respuesta fue escueta:


—Me encanta Anatomía de Grey. Desde que me enganché a esa serie supe que quería ser médico. Antes veía Hospital Central y ya me llamó la atención. 
 Pero Anatomía de Grey fue la guinda.



—Nunca he visto Anatomía de Grey —confesé.

—¿Que QUÉ? —sus ojos se abrieron de par en par. La tía no fingía su incredulidad. La sentía de verdad

—Pero verás House, ¿no?

—No.

—¿Ni Scrubs?

–Tampoco.

—¿Ni Urgencias?

—No veo ninguna serie de médicos —me apresuré a aclarar—. De hecho, las series me aburren.


—¿Y cómo sabes entonces que te gusta la Medicina?


Addah Monoceros es Médico Interna Residente de Familia y resistente  

Ver
Publicar un comentario