sábado, 10 de marzo de 2018

Belgica: Yodo gratis en pastillas para prevención nuclear



Las farmacias del país reparten de forma gratuita pastillas de yodo a las personas que lo soliciten como parte de un nuevo plan de seguridad nuclear del Gobierno belga.

El Ibuprofeno para el dolor de cabeza, el Bisolvon para la tos y el yodo para el accidente nuclear. Las farmacias belgas Las farmacias belgas darán de forma gratuita pastillas de yodo a las personas que lo soliciten como parte de un nuevo plan de seguridad nuclear puesto en marcha por el Gobierno del país.

Las pastillas estarán disponibles para toda la población, pero su ingesta está recomendada sólo para grupos de riesgo como niños, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, o profesores de escuelas y guarderías. Las píldoras actúan sobre la tiroides saturándola de este compuesto para evitar que absorban el yodo radiactivo que liberaría un escape nuclear y prevenir así el desarrollo de cáncer.

Las personas que viven en un radio de veinte kilómetros alrededor de las centrales nucleares activas del país, la de Tihange, en el este, y la de Doel, en el norte, ya han recibido las píldoras. No obstante, el nuevo plan prevé su distribución en un radio de cien kilómetros alrededor de cualquier central e incluye también a la planta holandesa de Borssele y la francesa de Chooz. 

La noticia que publica La Vanguardia 

Ver:
Bélgica distribuye pastillas de yodo gratis contra el riesgo nuclear
 (y reproduce PlantaDoce) es un "refrito" de una nota publicada por la misma La Vanguardia...








Central nuclear Chernobil
La ministra de Sanidad de Bélgica, Maggie De Block, anunció el miércoles 27 de abril en el Parlamento de su país que toda la población de Bélgica dispondrán de pastillas de yodo (yoduro potásico), como medida preventiva por si se produce un accidente nuclear. 


La decisión ha sido adoptada no sólo por la antigüedad y problemas técnicos de las dos nucleares del país sino también ante la posibilidad de que estos reactores se vean afectados por atentados terroristas y provoquen contaminación radioactiva.


Hasta ahora, Bélgica sólo garantizaba la disponibilidad de pastillas de yodo para las personas que viven en un radio de 20 kilómetros de centrales nucleares. 
El ministerio belga de Sanidad ha decidido ahora ampliar las zonas de influencia hasta un radio de 100 kilómetros y, en consecuencia, prácticamente todo el país dispondrá de las pastillas de yodo.
Publicar un comentario