martes, 19 de junio de 2018

BAYER: Adiro "toma vacaciones..."

.
"Adiro trabaja en una consultora, 
lo tiene todo, 
y también dolores de cabeza 
y una leve afección cerebro-vascular, 
por lo que toma Adiro regularmente."
Almudena Solana "Efectos secundarios"



El fármaco Adiro, una aspirina de baja dosis muy utilizada para controlar el riesgo de trombos, es desde hace semanas el medicamento más buscado en las farmacias españolas. 
La razón es que el laboratorio alemán Bayer, dueño del producto, arrastra un problema de producción en su fabricación en la planta de Leverkusen, lo que ha provocado que desde el mes de abril el producto se encuentre en nuestro país en situación oficial de desabastecimiento. 
El laboratorio alemán ya ha informado al Ministerio de Sanidad de esta situación y le ha trasladado que al menos hasta principios de agosto el desabastecimiento de Adiro seguirá sin poder solucionarse.

Ver:

Nos duele (en) España...

   
“son las actividades continuas 
de reforma y modernización 
que se están llevando a cabo 
en nuestra planta de Leverkusen”

Una inspección en la planta por la agencia de EEUU, origen del parón


Los problemas de producción en la fábrica de Bayer en Leverkusen que ha provocado la falta de desabastecimiento en España de Adiro parten de una inspección en la planta alemana realizada en 2017 por las autoridades sanitarias de EEUU en la que se encontraron deficiencias en los procesos de fabricación. En concreto, la FDA (la agencia regulatoria del medicamento en EEUU) examinó a fondo la fábrica entre el 17 y el 20 de enero del pasado año, ya que varios de los fármacos que se producen en ella se exportan luego a este país.

Tras finalizar esta inspección, la FDA envió una carta el 14 de noviembre al consejero delegado de Bayer, Werner Baumann, en el que le informaba de las deficiencias encontradas y le instaba a subsanarlas para poder seguir exportando a los EEUU. Entre estas deficiencias, los técnicos de la FDA destacaron que la compañía “no estableció ni siguió procedimientos escritos adecuados para la limpieza y el mantenimiento del equipo”. Por este motivo, las autoridades sanitarias de EEUU pidieron a Bayer un exhaustivo “plan integral para evaluar los procedimientos, prácticas y validaciones de limpieza”. 
Tras recibir estas advertencias de la FDA, el laboratorio alemán informó que los cambios que debía llevar a cabo afectarían durante 2018 tanto a las actividades de producción como a las propias ventas.(Más)
Publicar un comentario