viernes, 26 de diciembre de 2008

Raton de biblioteca:LOS CRIMENES DE LAS GRANDES COMPAÑIAS FARMACEUTICAS









Teresa Forcades es religiosa benedictina y médico.
El pasado 26 de noviembre presentó en Caracas, CELARG (Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos)* su libro/cuaderno.





LOS CRIMENES DE LAS GRANDES COMPAÑIAS FARMACEUTICAS

Editado en 2006 en Barcelona (España) por CRISTIANISME Y JUSTICIA

El acto fue organizado por el Ministerio del Poder Popular (?) para la Cultura.

Es un análisis simplista (así lo hice notar en la rueda de preguntas), un cocktail/refrito de “lugares comunes” que intertextualiza a M.Angell, R. Moynihan, P. Pignarre y M. Gozner y que toma la vía del tremendismo:




“En el breve período que va de 2000 a 2003, casi la totalidad de las grandes compañías farmacéuticas pasaron por los tribunales de EEUU, acusadas de prácticas fraudulentas”.

Así arranca…

La autora, una altermundista más en turismo revolucionario, visitaba Venezuela invitada por el gobierno chavista como jurado de un premio de ensayo. Aprovechó el viaje para hacernos partícipes de su catarsis…


La “escenografía” en la sala reproducía el más puro fundamentalismo en el hábito (de vestir se entiende…).

Ella lucía de monja (en pleno siglo XXI). El compañero de mesa, que vestía la camisa “roja rojita” que identifica los más radicales de su partido, era el Dr.
Eduardo Samán, farmacéutico y Presidente de un organismo de reciente creación, INDEPABIS, Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios. (El que le puso nombre descansó…La “taxonómica” ha sido uno de los logros trascendentales de este gobierno…de la revolución).


Todo retrotraía a imágenes en películas de los 50´s con monjas en hábito cruzándose por calles con fascistas de Falange en camisa azul, o secuaces de Benito, Adolfo o Juan Domingo Perón en Argentina


La Madre Teresa, así la nombraban, fue bien aplaudida por un público de adictos seguidores del régimen que, entre otras “linduras”, agregó a los crímenes de la industria el de “bloqueo” a la medicina alternativa (Homeopatía, Flores de Bach, vitamina C…sic).

Mis comentarios y preguntas fueron acogidos con frialdad, silencio y creo que hasta desprecio.

En PHARMACOSERÍAS no homologamos como defensores de una industria, que conocemos bien (por dentro) pero…

Ni muy muy…ni tan tan…


El cuaderno se puede descargar en la web de la Fundación “Luis Espinal”

o solicitar copia impresa gratuita a

Cristianismo i Justicia
R. de Lluria 13
08010 Barcelona (España)


Notas:

-Por más que a lo largo del libro, reiteradamente haga referencia a la Dra. Agnell el nombre correcto de la ex editora en jefe de The New England Journal of Medicine (NEJM) es Marcia Angell.



(*) El lugar donde tuvo lugar la presentación, días después, apareció en prensa como escenario de las "tropelías" continuadas a la libertad de expresión. Algo asi como el "templo del pensamiento único"

-En esta ocasión omitimos la habitual biblioteca. No encontramos una adecuada...



"Lamentablemente casos de censura y veto se repiten hoy en una institución adscrita al Ministerio de Cultura: el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos"

(EL NACIONAL SABADO 13 DE DICIEMBRE 2008)

Por supuesto a ella no se la aplicaron, les decía todo lo que querian escuchar...






2 comentarios:

Arias AEG dijo...

Pero ¿había algo que rebatir? No es nuevo que se gasten más en marketing que en investigar efectos adversos, que diseñen enfermedades y luego "el antídoto" y que el antídoto se les vaya de las manos y sea causa de más morbilidad, y de más dinero a la postre. En general es una industria bastante dudosa. Lo de la libertad de expresión, pues como en todos los lados, la historia la escribe el que gana la guerra. Seguro que esta señora es la antítesis de alguien, para eso la publicitan.

Fernando Comas dijo...

Gracias Arias por entrar.

Si, había muchas coas que rebatir.
Es cierto. Es una industria dudosa. Lo conozco bien y lo he experimentado en "mis carnes". Fueron poquito menos de 30 años.

Pero tambien tiene sus cosas positivas. A mí, cuando la "madre Teresa" arrancó con esa milonga de los crímenes...ya "me supo feo" Yo estuve allá bastante tiempo y no me siento ni criminal ni complice...

En lo de la libertad de expresión...Ufff. No se donde vives. No se a que guerra te refieres pero, en Venezuela, la guerra no la ha ghanado nadie...si acaso la han perdido todos. Pero lo que si es cierto es que tambien se han confiscado libertades...muchas. Y si no se apuran...las perderán todas.
Eso de que la señora (esta) es la antítesis de alguien...si me lo traduces?
Vamos, es que "no to t´entendendo"

Gracias por venir, entrar y participar. Sigue...