viernes, 26 de marzo de 2010

Cinema Paradiso: LA TETA ASUSTADA













"La Teta asustada" película peruana dirigida por Claudia Llosa y protagonizada por Magaly Solier es la historia de Fausta, una joven que heredó un miedo visceral desde el pecho de su madre, desde la leche que bebió de una mujer que fue violada durante la época de terrorismo, y que busca superar su ligazón a un miedo ancestral, a una violencia heredada, a un trauma del pasado, para poder florecer, abrirse a nuevas posibilidades de vida y encontrar su sexualidad.

Es cuando la madre muere cuando Fausta se ve obligada a enfrentar sus miedos, que le fueron transmitidos a través de sus cantos en quechua. Fausta se encierra en sí y su trauma le hace repeler cualquier tipo de contacto con hombres; al escuchar la historia de cómo algunas mujeres se protegían de violadores al introducirse un tubérculo en la vagina, decide hacer lo mismo. Fausta entonces, entra en un proceso lento de entendimiento con el mundo exterior, y decide enfrentarlo por la madre difunta, a la cual tiene que dar sepultura. Consigue un trabajo y recauda el dinero necesario para enterrarla en su pueblo natal. Finalizando la película, Fausta decide retirar el objeto extraño de su cuerpo, el cual se lo entrega a un jardinero, único amigo que supo ganar su confianza y el cual le hace entrega de un tubérculo germinado, muestra de un nuevo inicio en su vida.

Si hablamos del "síndrome del susto", podemos decir que es una enfermedad de la cosmovisión indo americana provocada por un evento estresante extremo que puede involucrar otra persona, un animal, una situación o evento que conduce a la pérdida de la fuerza vital, pero en realidad se trata de un trauma psicológico no tratado. Es un síndrome universal, que ocurre con las víctimas de la violencia interna, sobre todo con las mujeres y los hijos fruto de las múltiples violaciones sufridas. El drama de los hijos de las guerras civiles es que sienten el rechazo de la comunidad incluso de las propias madres que tienen que convivir diariamente con el recuerdo. Las secuelas de estos traumas pueden durar en algunos casos varias generaciones.

Una consecuencia positiva que ha traído esta película es que el actual Presidente del Perú, Alan García Pérez, sea el primer gobernante que reconozca la falta de una política de salud mental pública dirigida a las miles de víctimas de la guerra interna.

"La Teta asustada" es la primera en la historia del cine nacional en ser galardonada con el Oso de Oro a mejor película en el festival de cine de Berlín, máximo galardón de un festival donde han brillado los más grandes directores del séptimo arte desde su primera edición en 1951. El jurado resaltó la originalidad, autenticidad y consistencia de un guión que explora una historia de mucha conflictividad y se aleja de las usuales convenciones cinematográficas sobre el escenario andino. Fué candidata nominada al Oscar en la categoría de Mejor Película en idioma extranjero.







Colabora
Claudia Sanchez






2 comentarios:

VBV dijo...

Es una magnífica película que me impresionó cuando la vi.
Saludos

Fernando Comas dijo...

Gracias Vicente. A mí me ocurrió lo mismo.
Viví años en ese país, Perú. Para mi es muy entrañable. Mis dos hijos nacieron allá, son limeños "con alma de tradición" al decir de Chabuca.

Es una película dura, tremendamente dura. Es la realidad de un país que ha vivido imbricado en un problema de un terrorismo criminal y absurdo . Todos, unos más otros menos, fuimos víctinas. A todos nos quedó algo dentro...Una "papa" que un día germinará...Que sea para bien.
Gracias mias y en nombre de Claudia...(Si es que ella no aparece)