martes, 20 de enero de 2015

OCU: Precio Sovaldi (Gilead) es aberrante/inaceptable...

Declarar que los países miembros de la OMC 
no deben usar presiones comerciales unilaterales 
para impedir que los gobiernos usen 
licencias obligatorias* 
u otras políticas como parte de las obligaciones 
que tiene el país de proteger 
los intereses de la salud pública.(Ver)



Madrid, 15 de enero de 2015. Ante la aparición de Sovaldi, un nuevo fármaco especialmente válido para ciertos grupos de enfermos de hepatitis C, OCU quiere manifestar su total rechazo a que un laboratorio quiera aprovecharse de la situación generada pretendiendo fijar un precio inaceptable: alrededor de 60.000 €. El tratamiento se compone de un comprimido diario de Sovaldi durante 12 semanas, a lo que hay que agregar el gasto de otros medicamentos con los que forzosamente debe combinarse. Al parecer ha habido negociaciones entre Sanidad y el fabricante, Gilead, para fijar el precio, negociaciones de la que la opinión pública poco sabe. 

OCU entiende que el argumento que utiliza la industria, necesidad de fijar precios altos para financiar la investigación de nuevas moléculas, no es del todo real. La industria olvida que parte de esa investigación, al menos así es en el caso que nos ocupa, se ha hecho en centros públicos y que los costes reales de producción están muy por debajo de esas cifras. 

Parece ser que, finalmente, España pagará por cada tratamiento con Sovaldi combinado con Simeprevir unos 43.500 euros. (...)

Ante este atropello, OCU considera que los gobiernos no deberían “seguir el juego” a las farmacéuticas. Su función es defender el interés general y asegurar el acceso de la población a los medicamentos que precise, al tiempo que se asegura la sostenibilidad del sistema. Los estados deberían hacer valer su capacidad de compra para rechazar propuestas arbitrarias de los laboratorios y negociar precios razonables. En Europa se podrían hacer compras centralizadas de los nuevos fármacos para tener una fuerza de negociación aún mayor. En casos concretos, podría incluso promoverse la emisión de licencias obligatorias que permitan su fabricación como genéricos, algo totalmente legal en caso de necesidad. Y todo ello sin retrasar un minuto más el tratamiento con este fármaco en aquellos pacientes en los que está indicado.



OCU recuerda que el gasto en medicamentos incide en la sostenibilidad del sistema sanitario. Por ello es importante que se fijen precios racionales que garanticen que todos los pacientes que precisan medicamentos puedan acceder a los mismos. Es inadmisible que se juegue con la tranquilidad y salud de los pacientes y estos se transformen en rehenes de los laboratorios para fijar precios exorbitantes y extraordinarios. (Más)

(*) Licencias obligatorias/compulsivas

Der. Régimen de excepción previsto en la legislación de algunos países que les permite, en casos de emergencias sanitarias, autorizar la producción de un determinado fármaco a laboratorios INSTALADOS en el país, estableciendo una remuneración fija a la compañía propietaria de la patente. (Ver)
 


Ver también:

USA: Gilead demandada por precio de Sovaldi.

Publicar un comentario en la entrada