jueves, 29 de diciembre de 2011

"Extensión de línea...": El visitador médico que exportó silicona a medio mundo

Click sobre imagen para ampliar.

Jean-Claude Mas, fundador en 1991 de Polly Implant Prothese (PIP), fabricante francés de unos implantes mamarios defectuosos, se ha convertido en el rostro visible de uno de los mayores escándalos sanitarios en Francia. Reclamado por la justicia de Costa Rica por conducir ebrio en 2010, el empresario de 72 años se enfrenta en Francia a un probable y largo proceso judicial como principal responsable de la crisis que ha llevado al Gobierno a pedir a las 30.000 mujeres que llevan las prótesis defectuosas que vuelvan al quirófano para extraérselas. Mientras, Mas está, según su abogado, pasando las fiestas en su domicilio habitual, en el sur de Francia.

.../...

Al margen de la historia de su empresa, poco se sabe del currículum de su fundador. El cirujano Patrick Baraf, que coincidió con Mas en varios congresos y que siempre se negó a utilizar su material, asegura que este era un charcutero que decidió entrar en los años 80 en el negocio de los implantes mamarios. "Cabe preguntarse sobre sus competencias para lanzarse a la fabricación de material médico", explicó a radio Europe 1. Mas, sin embargo, lo niega a través de su abogado. "Me ha asegurado que nunca ha sido charcutero", dice Yves Habbab, que explica que Mas trabajó como delegado de ventas en los laboratorios Bristol Myers durante 15 años y luego creó dos empresas. (Más)