jueves, 27 de abril de 2017

PHARMA: Top 15 en 2016

.

La industria biofarmacéutica tiene tantos puntos de inflexión que es difícil detectar en qué momento se está produciendo un cambio de paradigma, pero un informe publicado por la consultora especializada FiercePharma sugiere que quizá en la actualidad el sector sí puede estar atravesando uno de esos puntos de inflexión, a tenor de los ingresos obtenidos por las quince mayores compañías en 2016, que sugieren que el crecimiento sostenido de los precios y beneficios puede estar frenándose. 

Eric Palmer, autor del trabajo, recuerda que las ventas de las top 15 biofarmacéuticas crecieron en conjunto alrededor del 4,8 por ciento en 2016, una cifra no muy impactante en comparación con épocas pasadas. De hecho, cuatro empresas entre las top 15 experimentaron un descenso en sus ingresos del pasado ejercicio comparados con los de 2015, y algunas otras anunciaron resultados que se pueden calificar como planos. Sólo cuatro llegaron a crecer dos dígitos en este concepto (ver cuadro). 

POSIBLES CAUSAS 

La consultora atribuye esta evolución principalmente a las presiones sobre los precios. En el área de diabetes, por ejemplo, las compañías llevan varios años sometidas a la presión de los financiadores, tal como reflejan los resultados en este segmento de Sanofi y Novo Nordisk, incluso aunque en el caso de Lilly sí se haya observado un crecimiento significativo en el área en el último trimestre de 2016. 

La tendencia se ha extendido también al terreno de los genéricos e incluso de los dispositivos de administración de insulina. Además, "no hay que olvidar -advierte el informe de FiercePharma- que el recientemente elegido presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha convocado ya a un selecto listado de directivos del sector al despacho oval para aleccionarles sobre la necesidad de bajar los precios de los medicamentos".

Ver:

Precios: Trump se reune con "top pharma execs".


Ya hace un tiempo que algunas compañías vienen respondiendo a las críticas sobre los precios de los nuevos fármacos comprometiéndose a mantener las subidas en un sólo dígito. 

Por otra parte, las cotizaciones también reflejan las dificultades actuales del sector: la pérdida de capital de mercado alcanzada el año pasado entre Allergan, AstraZeneca y Roche llegó a los 96.600 millones de dólares, muy por encima de las tres más favorecidas en este concepto en 2016 -Glaxo SmithKline, Johnson & Johnson y Merck-, que juntas ganaron algo más de 40.000 millones. (Ver)
Publicar un comentario