viernes, 15 de enero de 2016

Ratón de biblioteca: Tertulia de boticas prodigiosas y escuela de curanderos / Alvaro Cunqueiro








Alvaro Cunqueiro en su biblioteca

La botica y los boticarios han tenido siempre un halo misterioso, mítico. Son conceptos y realidades a menudo instaladas en la conciencia colectiva como la puerta de entrada al terreno de la magia, de lo imposible, al espacio del acuerdo con las fuerzas oscuras o las luminosas para lograr daños o beneficios para la salud, según los casos, aunque son éstos últimos los que mandan. 

Durante siglos, la brujería y los remedios estuvieron muy próximos y la literatura se nutrió de este acercamiento. Pero el tiempo pasó, la ciencia y la mitología se separaron más o menos amistosamente y la farmacia se profesionalizó. Pero quedaron la literatura y los escritores que desde el medievo hasta ahora han encontrado inspiración en un mundo traspasado por las leyendas. 

HISTORIA, HUMOS Y MITOS 
Con Tertulia de boticas prodigiosas y escuela de curanderos (una obra de 1976 reeditada ahora) Álvaro Cunquieiro hace una exhibición de lo atractivo de este mundo imaginario y brinda una colección de personajes, anécdotas e historias "que se combinan como las pócimas en los matraces y redomas para acabar elaborando una fórmula en la que el placer del lector es siempre la clave", como dicen sus editores. El prolífico escritor y periodista, cumbre de la literatura gallega del siglo XX, afirmó en una presentación de su obra que con ninguna otra había sido tan feliz escribiendo. 

El abuelo del escritor fue farmacéutico en Mondoñedo y, de niño, Cunqueiro estimuló su imaginación entre los productos y artilugios de la rebotica, siempre rodeado de historias, primero oídas y luego leídas. De este mundo escuchado, leído y entrevisto con la imaginación nace este libro salpicado de humor, erudición y muchos guiños a los farmacéuticos. (Ver)

De él...:

-"En la América hispánica está muy extendido el uso del estramonio como afrodisíaco. 
Juan Vicente Gómez, el que durante unos cuantos lustros fué presidente de Venezuela, le fue muy adicto, y de orden suya los médicos militares lo recetaban a los soldados que servían en las regiones del  interior, para que insistieran en sus amores con las indiecitas. Una técnica de repoblación del territorio como otra cualquiera"/ La botica de Mahaut d´Artois

-"Me queda por decir que por aplicación de paños calientes en los que se pintaba ciencia astrológica y alquímica, el padre de Cardano y otros padres pasaron a sus hijos, a los ocho y nueve años, estos saberes. También he de dir que algunos de estos precoces, viendo que no llegaban a la cumbre oratoria y retórica, se suicidaron." / Medicina para la fabricación de niños prodigios.

Publicar un comentario en la entrada