martes, 24 de noviembre de 2015

Pfallergan (Pfizer & Allergan) Obama contaataca...




Treasury Makes Last Stand Against Pfallergan 

 It should be pretty obvious what transaction US President Barack Obama would like to stop: Pfizer's acquisition of Allergan. His Treasury Department has signalled that it intends by the week's end to impose yet another round of rules to limit re-domiciling to lower-tax countries, an explicit goal of what would almost surely be the biggest deal of 2015. 


The only question is which announcement will come first, the deal or the new rules, and whether the government's action stands a chance of stopping Pfizer from making a virtual home in Dublin. With full-scale corporate tax reform off the table until after the US presidential election next year, the Treasury's action might be the only thing that could stand in the way of Pfallergan. (Más)



A Pfizer le entran las prisas. La farmacéutica estadounidense está dando un impulso a la negociación para fusionarse con Allergan, la dueña de Botox, aunque todo puede venirse abajo cuando el Tesoro de Estados Unidos concrete su última propuesta para poner límites a las cada vez más recurrentes operaciones corporativas diseñadas para reducir la carga fiscal. De fraguarse, la fusión crearía la mayor compañía de salud del mundo.(...) 

EE UU lleva años discutiendo como modificar el impuesto de sociedades para evitar que parte de los beneficios de las multinacionales se queden aparcados en el exterior. Es una de las pocas cosas en las que están de acuerdo demócratas y republicanos. Lo que debe concretar aún el Tesoro es cómo puede impedir que las corporaciones combinen sus negocios para reducir legalmente la carga fiscal. 

El ruido político en Washington provocó de momento que las acciones de Allergan cayeran un más de un 4% tras conocerse que el equipo de Jack Lew está revisando la manera de examinar este tipo de adquisiciones, buscando reducir los beneficios derivados de la inversión fiscal. Así lo comunicó por carta el secretario del Tesoro a los miembros del comité financiero del Senado. El Tesoro no tiene poderes para bloquear fusiones de empresas pero sí puede influir haciendo más difícil que puedan financiarla recurriendo al efectivo que tienen fuera de EE UU. Es lo que impidió, por ejemplo, a Abbvie comprar Shire el año pasado. Otra posibilidad es limitar los beneficios fiscales que se conceden a las empresas que hace la compra por la asunción de la deuda de su rival.(Más)
Publicar un comentario en la entrada