viernes, 16 de octubre de 2015

Cinema Paradiso: Corazón silencioso / Bille August



Bille August titula su última película Un corazón silencioso. Y admito que habla de las cosas del corazón, pero ninguno de sus protagonistas se refugia en el silencio; todos expresan (más o menos verborreicamente o con sobriedad) lo que siente su corazón en una circunstancia límite, trágica, protagonizada por la inminente muerte del ser amado. 

No se va a producir de forma natural. Estará inducida por el pavor al sufrimiento extremo antes de partir a la devastación física y psíquica que va a provocar una enfermedad tan brutal como incurable. Esta anciana ha decidido cerrar su existencia de forma plácida, acompañada en el último suspiro por su enamorado marido, un médico que conoce la dosis exacta para que la transición de la vida a la nada (o al cielo, o al infierno, en función de las creencias de cada moribundo) sea lo más dulce posible. Pero quedan rituales que acabarán complicándose. Queda un fin de semana para que las hijas, los yernos, el nieto y su amiga del alma se despidan del entrañable y digno ser humano que va a suicidarse. Lo hacen con risas, recuerdos compartidos, más de un llanto clandestino o público, muestras de amor, angustia, desolación contenida. 

Pero el happy end (entre comillas, ya que la muerte siempre es la muerte) se complicará. Surgirán las dudas, el presentimiento de que no todo es lo que parece, la depresión genética ferozmente aumentada por el desamparo que provocará la pérdida, los fantasmas que permanecían ocultos.(Carlos Boyero, El País 4.9.15


Publicar un comentario en la entrada