miércoles, 22 de julio de 2015

GLIVEC: India/todos gana/mos, Novartis pierde...

India le ganó la batalla judicial a Novartis y podrá seguir produciendo versión genérica de un fármaco oncológico 

NUEVA DELHI, julio 15: 

La justicia ratificó que el laboratorio suizo no tiene derechos de patentes sobre Glivec, un medicamento usado para tratar la leucemia crónica. Según sus argumentos, no posee nada innovador que justifique el pedido. De esta forma, el país asiático podrá seguir produciendo versiones más económicas. El fallo abre la puerta a un mayor acceso a tratamientos. 

Desde mediados del 2004, India y la farmacéutica multinacional Novartis pelean una dura batalla legal por la producción genérica de algunos tratamientos, que el país asiático decidió producir más allá de la ambición del laboratorio de patentar de forma exclusiva. Como pasó con algunos antirretrovirales, la industria india decidió producir una versión económica de un oncológico, lo que generó la demanda de la firma suiza. A más de 10 años del inicio del litigio, la justicia le dio la razón a la India, una victoria que abre la puerta a una etapa de mayor acceso a los fármacos, en especial para millones de personas de países en desarrollo. Además, es un duro golpe para la industria farmacéutica, que no le perdona sus planes autónomos al gigante asiático. 

El fallo de la justicia india determinó que Novartis no tiene derecho a pedir una patente exclusiva por el medicamento Glivec, un oncológico usado para tratar la leucemia crónica. El mismo ratifica el fallo del año pasado del Tribunal Superior indio, que le dio la razón al gobierno ante la insistencia de la farmacéutica de limitar la producción genérica del tratamiento, que de esta manera es más barato y puede abastecer a miles de pacientes en situación vulnerable. 

Ver:

The High Cost of Care Is Driving Cancer Patients to Bankruptcy NBC


Según los argumentos, el fármaco Glivecno califica para una patente”, ya que “no cumplió con el análisis de innovación o inventiva requerido”. La firma farmacéutica presentó un recurso en 2009 ante el Tribunal Supremo contra una ley que prohíbe las patentes para nuevas formas de medicamentos ya conocidos, pero no radicalmente diferentes. 

Para la abogada Leena Menghaney, de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF), darle la razón a Novartis hubiera sentado “un antecedente peligroso y puesto en grave peligro la legislación de India contra el evergreening (volver perenne), como se conoce a la práctica de buscar nuevas patentes para compuestos con pequeñas modificaciones de otros ya existentes”. “Sería una situación nefasta para la población del mundo en desarrollo que depende de fármacos genéricos fabricados en ese país. Puede afectar seriamente el acceso a los medicamentos”, alertó.

Ver:

Evergreening of patents in pharma field / Novartis en India...


 Las compañías fabricantes de genéricos de India, conocida como la “farmacia del mundo en desarrollo”, han sido las mayores proveedoras de medicamentos para enfermedades como el cáncer, la tuberculosis y el VIH (virus de inmunodeficiencia humana), causante del sida, para quienes no pueden pagar el compuesto sujeto a patente, más caro. 

La diferencia de precio entre el fármaco genérico y el patentado es fundamental para las personas más pobres en todo el mundo, según MSF. La organización señaló que una terapia mensual con Glivec, conocido como “santo remedio” por los resultados en el tratamiento de formas letales de leucemia, cuesta 4.000 dólares, mientras que la versión genérica se puede comprar en India por 73 dólares. 

En tanto, la multinacional amenazó con sancionar al país luego del fallo, que en rigor de verdad se firmó en junio, pero que recién se dio a conocer en estos días. La compañía suiza amenazó con interrumpir el suministro de nuevos medicamentos a India si el dictamen no le era favorable, informó el domingo The Financial Times, de Londres. “Si la situación se mantiene como hasta ahora, todas las mejoras de un compuesto original no son pasibles de protección (legal) y esos fármacos probablemente no lleguen a India”, dijo Paul Herrling, a cargo de la dirección ejecutiva de este caso. 

Ver:

NOVARTIS: Piden que deje ya de j...udicializar sobre patentes en India.


Para muchos especialistas, el caso de Glivec es paradigmático. Fèlix Bosch, investigador de la Universidad Pompeu Fabra en España, plantea una reflexión: la salud de la población debe preservarse en equilibrio con la protección de la propiedad intelectual y la innovación. “Sin duda, Glivec constituye un claro ejemplo de la importancia de la investigación y de su aplicabilidad en la mejora de la salud de la población. Por otro lado, a pesar de la reducción del precio de los medicamentos en la forma de genéricos, ello tampoco asegura el libre acceso a las poblaciones más necesitadas", dijo el investigador. 

India prohibió en 1970 las patentes de medicamentos, lo cual impulsó el crecimiento de la industria de fármacos genéricos locales. Pero un acuerdo de la Organización Mundial del Comercio, implementado en 2005, obligó a India a otorgar patentes de algunos fármacos. Aun así, ese país sigue siendo uno de los mayores fabricantes de genéricos del orbe, al suministrar alrededor de 20 por ciento del volumen utilizado.(Más)
Publicar un comentario en la entrada