lunes, 19 de enero de 2015

Humor...es lunes: Charlie renace de entre las balas


La sátira es una de las respuestas de una sociedad abierta ante la violencia, las amenazas y la barbarie. La sátira es pacífica, aunque pueda picar y escocer. No mata; ridiculiza y expone públicamente. Nos mueve a la risa, no al miedo o al odio.


Entierro de Bernard ´Tilous´ Verlhac


Ver:
Tears for Charlie Hebdo cartoonist... and one last smile: Former colleagues adorn victim's coffin with sketches as funerals are held for four of those killed by terrorists   

La sátira es la respuesta de una civilización sana ante la barbarie. Por supuesto que un dibujo nunca vale la vida de una sola persona. El problema es que hay quienes insisten en esa idea. ¿Y cómo debemos comportarnos nosotros, en tanto que gestores de la palabra libre? ¿Cuántas amenazas y actos terroristas habrá que sumar para que los fundamentalistas de la ofensa comprendan que con su defensa del derecho a no ser ofendidos y su absurda equiparación entre malas palabras y malas acciones le están haciendo un favor a la tiranía?

¿Qué clase de civilización somos?/ Flemming Rose autor del libro The tirany of silence.
Hoy es la portada de The New Yorker...

Portada Ana Juán (Valencia 1961)

Ver también:

Humor...es lunes: Hoy el humor está de duelo...


Publicar un comentario en la entrada