miércoles, 14 de mayo de 2014

Díselo a Cicerón: Rafael Matesanz en "nebulosa" de ambiciones...de Barclays Bank (cont) / Trasplantes y bancos (que cierran), la extraña pareja.


Puede que haya encontrado recientemente en la prensa nacional anuncios a página completa de Barclays ilustrados con una gran foto de Rafael Matesanz, el director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). La misma campaña ha aparecido en las versiones digitales de algunos medios y decora desde hace unos meses las oficinas del banco en España y, según parece, en otros países de la UE. “Despertar la solidaridad de toda una sociedad, eso es para mí la ambición", muestra en grandes letras la parte superior del anuncio. 

La ONT es una institución pública dependiente del ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad galardonada en 2010 con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. Rafael Matesanz la fundó en 1989 y la dirige casi ininterrumpidamente desde entonces, hasta el punto de que podríamos afirmar que Matesanz y la ONT no se entienden el uno sin la otra. Como él mismo recuerda con frecuencia, durante ese tiempo ha visto pasar a más de una decena de ministros de alternantes colores políticos que, salvo algún lance desafortunado, no han osado sustituir al artífice de un éxito sin precedentes: España lidera desde hace 22 años el número de donaciones y trasplantes en el mundo y nuestro modelo se exporta con éxito a numerosos países dentro y fuera de Europa. 

Por el mismo motivo por el que no me imaginaría a Ana Mato anunciando perfumes -aunque cosas más raras hemos visto y, mucho me temo, seguiremos viendo-, me chirría ver a Matesanz anunciando bancos El prestigio nacional e internacional de la institución es tal que son habituales las referencias a ella como “la joya de la corona” del ministerio. De hecho, es uno de los pocos departamentos del mismo que no ha sufrido recortes directos en los últimos años. Por todo ello, y por el mismo motivo por el que no me imaginaría a Ana Mato anunciando perfumes -aunque cosas más raras hemos visto y, mucho me temo, seguiremos viendo-, me chirría ver a Matesanz anunciando bancos. 

Desde el gabinete de prensa de la ONT, con el que he contactado, una portavoz explica que Matesanz decidió participar en la campaña “Alcance sus ambiciones” de Barclays -que describe historias de ambición y superación de determinadas personalidades-, después de cierto debate interno sobre su idoneidad. Pese a que sabían que esta participación pudiera ser controvertida, Matesanz decidió seguir adelante tras considerar que contribuiría a difundir la buena imagen de la ONT en los países en los que la campaña se está lanzando -España, Portugal, Italia y Francia-, máxime en un momento en que una empresa privada, la alemana DKMS, está amenazando con sacar tajada de un sistema totalmente público al tratar de acceder al mercado de los donantes españoles de médula ósea. 

La disponibilidad de Matesanz hacia los medios es casi absoluta y el gabinete de prensa de la ONT es el más eficiente y racional que he conocido. A diferencia del gabinete del propio ministerio, el más opaco e inaccesible de las últimas legislaturas, el de la ONT mantiene una relación exquisita con la prensa. Desde la ONT saben que la comunicación es crucial porque, como insisten reiteradamente, la credibilidad del conjunto del sistema tiene un impacto directo en el número de donaciones. 

Es precisamente por ese motivo y teniendo en cuenta la imagen actual del sector bancario que resulta difícil de entender la vinculación de Matesanz, y por tanto de la ONT, con un banco que, para más inri, ha participado en uno de los mayores escándalos financieros de los últimos años, la manipulación de la tasa de tipos de interés interbancario Libor. Según la citada portavoz, se decidió seguir adelante porque Barclays no había recibido ningún rescate con fondos públicos en España, aunque reconoce que ha sido un error no haber identificado el escándalo del Libor y el hecho de que esta campaña pudiera estar dedicada a limpiar la imagen de la entidad. 

La vinculación de Matesanz se produce con un banco que, para más inri, ha participado en uno de los mayores escándalos financieros de los últimos años, la manipulación de la tasa de tipos de interés interbancario LiborNo obstante, existen más aspectos de la campaña que resultan cuestionables. Por ejemplo, el anuncio no indica quién ha cobrado la minuta, lo que puede llevar a pensar que Matesanz está usando su posición para ganar dinero, o que la ONT está siendo financiada por un banco. Desde la ONT se aclara que la condición para aceptar participar fue que el pago íntegro -cuyo monto no puede ser revelado en virtud del contrato suscrito, pero que aseguran es inferior al coste total de un trasplante renal- fuese donado a ALCER, fundación dedicada a los pacientes con enfermedades renales. “No he querido hacer ostentación de eso”, explica el propio Matesanz. Sin embargo,no transmitir la idea de trato de favor a una organización del ámbito de los trasplantes frente a otras ha jugado también su papel. En cualquier caso, otras consideraciones de este nefrólogo de profesión son como mínimo llamativas. Para Matesanz, "Barclays es uno de los bancos más solventes del mundo". "Ha sido mi banco durante 30 años", reconoce espontáneamente, lo que supone un conflicto de intereses al que no parece dar importancia. 

Por otra parte, obviando que la crisis económica actual es el mejor ejemplo de que las cuestiones financieras locales tienen un impacto global, el director de la ONT considera que el escándalo de la manipulación detasas interbancarias pertenece a Barclays Reino Unido, no a Barclays España, lo que le debe parecer más razonable, y que en cualquier caso en España “la gente no tienen ni idea de lo del Libor”. Cierto es que vivimos en un país en el que la publicación más vendida en los quioscos es Pronto, pero el argumento no parece especialmente afinado. 

Contradiciendo a su gabinete de prensa, Matesanz recalca que, en cualquier caso, la campaña se refiere a él y no a la ONT, pero teniendo en cuenta que su imagen está ligada a la ONT como la del calvo a la Lotería Nacional y que el anuncio se refiere expresamente al sistema español de trasplantes, esta explicación parece como poco ingenua. Además, el anuncio sugiere que el éxito del modelo español depende exclusivamente de Matesanz. Si bien su aportación es incuestionable, miles de trabajadores sanitarios, por no hablar de los donantes y sus familiares, han jugado y juegan un papel determinante. 

Por último, y uno de los aspectos más llamativos, Matesanz ha expresado a menudo su preocupación de que la tendencia privatizadora en curso pudiera afectar al sistema de donación y trasplantes. ¿No es entonces contraproducente vincular deliberadamente a la ONT con una empresa privada? Parece que no: “dada la situación económica, hacen falta entidades bancarias que apoyen proyectos. No hay que demonizar a las entidades bancarias”, insiste. 

Incluso el arquero más preciso puede errar en ocasiones. Aunque resulta admirable la contribución que Matesanz y la ONT han hecho y siguen haciendo en España y el mundo, y aunque pondría mi mano en el fuego porque en este asunto no han mediado intereses turbios, ni la ONT, que ya ha rechazado otras propuestas similares, ni el Ministerio de Sanidad, que la autorizó, debieran haberle dado luz verde. Confiemos en que la próxima flecha vuelva a acertar en la diana. 

Tomé "prestado" a Aser García Rada (amigo):Trasplantes y bancos, la extraña pareja. 

 Y...así son las "ambiciones" para Barclays...
 

"Esto implica la futura venta o cierre de las 270 sucursales de Barclays en España, con 2.200 empleados que manejan hipotecas por 20.000 millones de euros." (Más)
 
 Y el consecuente "trasplante" de empleados a las colas del paro...

Ver también:

Díselo a Cicerón: Rafael Matesanz en "nebulosa" de ambiciones...

Publicar un comentario en la entrada