jueves, 6 de febrero de 2014

Fundación Salud 2000: Marketing y Publicidad de medicamentos / Entorno Digital (Salud 2.0)



Partiendo de las bases éticas y legales generales que rigen en materia de información y publicidad del medicamento, tanto para los pacientes como para los profesionales, el presente informe (descargar) pretende hacer una incursión en las posibilidades de comunicación que existen en el medio digital, y ofrecer algunas reflexiones y pautas de actuación para las compañías farmacéuticas.

Lo anterior conlleva adentrarse mínimamente en lo que se ha venido en denominar Web 2.0, concepto que, al referirse a las comunicaciones dentro del entorno digital y más concretamente a través de páginas webs y redes sociales, sugiere las ideas de interopera bilidad, posibilidad de compartir información, comunidad virtual, interactuación, colaboración de los usuarios, etc. A diferencia de los sitios Web 1.0, de carácter estático y meramente consultivos de información, los sitios Web 2.0 habilitan a los usuarios para interactuar y colaborar entre sí como creadores de contenidos, generando comunidades virtuales.
Cuando el término Web 2.0 se orienta al campo de la salud, se utiliza también la expresión Salud 2.0



Conclusiones

  • Las líneas divisorias entre la información y la publicidad no son siempre fáciles de apreciar. De ahí que la normativa farmacéutica, tanto europea como española, establezca una serie de presunciones de lo que es publicidad en el campo del medicamento.
  • La publicidad del medicamento está regulada con profusión, distinguiendo la que puede realizarse a los profesionales sanitarios con facultad de prescripción y dispensación, de la que cabe llevar a cabo respecto del público en general.
  • La comunicación de las compañías farmacéuticas en el entorno digital, y en particular a través de las herramientasque se utilizan en la denominada Salud 2.0, no puede ser ajena a la coordenadas legales y éticas que rigen actualmente el desarrollo de la información y publicidad del medicamento por los medios tradicionales.
  • Sin perjuicio de lo anterior, el avance tecnológico conduce a que la normativa no alcance a contemplar todas las posibilidades que van surgiendo en este campo, por lo que se hace necesario acudir a las previsiones de los Códigos Éticos de organizaciones como Farmaindustria, que elevan el grado de exigencia respecto de lo previsto en la normativa.
  • Por último, en la búsqueda de la excelencia, constituyen apoyos muy valiosos las guías y protocolos de buenas prácticas en el entorno digital, que puedan implantarse en el seno de las propias compañías farmacéuticas
Publicar un comentario en la entrada