sábado, 10 de agosto de 2013

Medicalización del recuerdo...

21 Julio 12 - -
El grupo de investigación en neurociencias de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, dirigido por José María Delgado, trata de dar con un fármaco que permita eliminar recuerdos, un avance científico que ya han logrado en ratones de laboratorio modificados genéticamente. En concreto, los científicos hicieron que los roedores, ante una señal acústica que advertía de la llegada del viento, aprendieran a cerrar los ojos con antelación para evitar las molestias.La modificación genética previa posibilitó que al activar una proteína concreta en la zona cerebral que recoge y procesa los recuerdos recientes, éstos olvidaran lo aprendido, obligándoles a tener que volver a seguir el mismo proceso para aprenderlo de nuevo. Delgado ha precisado que más que una cadena corta de proteínas, que no se pueden ingerir en formato de pastilla porque se deterioran en el tubo digestivo, el objetivo pasa por dar con una «molécula mucho más pequeña» que produzca el mismo efecto. «Al cerebro hay que estudiarlo en vivo y en directo», cuando funciona en condiciones fisiológicas correctas. (Ver)



No es novedoso.Ya en 2008:


Científicos del Brain and Behavior Discovery Institute (Georgia, Estados Unidos) y del Institute of Brain Functional Genomics de Shanghai (China) experimentaron con ratones con una leve modificación genética.

La revista 'Neuron' explica cómo este grupo de científicos les añadieron una enzima y les realizaron varias pruebas de memoria. El resultado fue que los roedores encontraban más problemas para recordar que un ratón normal. Tras varios experimentos coligieron que los ratones eran capaces de aprender y memorizar, pero la actividad excesiva de la molécula de la memoria provocaba que no pudieran recuperar recuerdos recientes e, incluso, antiguos.

Gracias a esta enzima se comprobó que los ratones habían borrado estos recuerdos, hasta el punto de que olvidaran aquello que les daba miedo. El primer paso está dado. Ahora sólo queda ver hasta dónde se puede llegar y quizá podamos olvidarnos de nuestros traumas. (Más)

Y antes en 2005:

...científicos en Estados Unidos descubrieron que un medicamento, utilizado comúnmente para reducir la presión arterial, podría ayudar a la gente que había vivido eventos traumáticos.

El equipo de psiquiatras de la Universidad de Cornell, en Nueva York, descubrió en pruebas con animales que el betabloqueador propranolol podía interferir en la forma en la que el cerebro almacena los recuerdos. (Ver)



En PHARMACOSERÍAS lo habiamos reseñado:

Olvidemos el pasado, olvidemos nuestro enfado y...tomemos Propranolol...


Aunque hay recuerdos que no quisiera perder...Marie Laforet, por ejemplo:

Publicar un comentario en la entrada