viernes, 17 de mayo de 2013

Cinema Paradiso: El crack II

"Mala farma", antibióticos falsificados, visita médica cómplice con médicos "tarugos", sobornados que se benefician por recetar productos. Eso encuentra el recientemente fallecido Alfredo Landa (detective Areta)


...acepta un caso recomendado por su antiguo comisario, el abuelo. El nuevo cliente, llamado Miguel Sampredo, es un hombre homosexual maduro, antiguo compañero de estudios del comisario, cuya pareja de 20 años acaba de abandonarle, y quiere saber si hay otro hombre de por medio. 

Areta con la colaboración de su ayudante Cárdenas (alias el moro) organiza un seguimiento de Alfonso Leiva, el médico pareja del cliente contratante. Tras varios días de investigación Areta comunica a su cliente que no hay ningún otro hombre en la vida de Leiva, que lleva una vida ordenada y sin salir por las noches salvo para ir al psiquiatra un par de veces a la semana, cosa que sorprende a su compañero, y tener un breve encuentro junto al Templo de Debod al parecer para mantener una discusión. Además le dijo que tenía una caja en un banco con una fuerte cantidad de dinero en sellos, monedas antiguas y gemas. 

Poco tiempo después aparece la pareja muerta violentamente, la policía cree que se trata de un crimen pasional, que Leiva mató a su compañero de un golpe y luego se suicidó, pero Areta está convencido de que se trata de un asesinato doble. El abuelo le pide que investigue el asunto y aunque en principio Areta se niega termina haciéndose cargo de él después de que dos individuos irrumpieran en su oficina le dieran una paliza al moro y destrozaran la oficina dejando la advertencia de dejar a los muertos en paz. 

Tirando del hilo del hombre del encuentro en el parque, Areta y Cárdenas descubren que Leiva trabajaba en una empresa farmacéutica que se dedicaba a falsificar medicamentos y que había amenazado con dejarlo. (Más)

Ver:

Citario/El dijo que...: Alfredo Landa

...
Publicar un comentario