jueves, 16 de marzo de 2017

Asociaciones de pacientes/Intereses creados...(II) / El "caso Novartis"


Ver: 
GLIVEC: India/todos gana/mos, Novartis pierde... 






 Y, entonces, las Asociaciones de pacientes devinieron en...TARGET.


"La industria farmacéutica se interesa cada vez más en las asociaciones de enfermos como un relevo de comunicación y dentro de sus estrategias comerciales, promoviendo incluso la creación de algunas de ellas, como la National Alliance for The mentallly Illnessl (Alianza Nacional para los Enfermos Mentales ) organismo relacionado con Lilly en Estados Unidos y la Asociación Action for Acces (Acción para el acceso) creada por Biogen en Inglaterra", denunció Andrew Herxheimer, profesor emérito del Cochrane Centre del Reino Unido en "Relationships between the pharmaceutical industry and patients' organisations".
Más



Y lo proclama publicamente...



Ver

Y, poco a poco. consiguen rédito y...fracasos.



  
Novartis se asoció con la Fundación Max fundada 1997 por el argentino Pedro Rivarola, cuyo hijo murió de leucemia, para instrumentar a nivel mundial el programa GIPAP consistente en impulsar la prescripción de Glivec con la presión, cuando fuera necesaria, de la mencionada fundación y los pacientes. Una ex empleada de la fundación en Argentina, Zulma Pilar Labraña, denunció ante el juez Marcelo Aguinsky, la implementación del plan GIPAP en nuestro país "como un plan de ventas agresivos enmascarado en un plan social, con pago de coimas". 
La Fundación Max era la encargada –también hubo denuncias en México- de impulsar "el Plan de Asistencia GIPAP", recibiendo a cambio una donación de 400 mil dólares, denunció la ex empleada. 

Labraña fue despedida en 2002 por "negarme a firmar recursos de amparo para obligar al gobierno a dar la droga Glivec, porque me pareció deshonesto que Novartis me de plata a mí para que pague un abogado", señaló en su denuncia. 
The New York Times en junio de 2003 había anticipado que Novartis en países como Corea del Sur, Hong Kong y Nueva Zelanda "ha alentado a los pacientes que han recibido los medicamentos gratis para que presionen por intermedio de abogados al sistema público de salud". 

Novartis solía entregar algunas dosis gratis pero luego forzaba a los pacientes a que iniciaran demandas contra los gobierno de sus respectivos países para conseguir la droga. "En vez de enojarse con Novartis, los pacientes han protestado a los gobiernos y han ayudado a las ganancias de la compañía", completaba el diario de Nueva York (Más)

Ver anterior:
  Asociaciones de pacientes/Intereses creados...(II)
Publicar un comentario en la entrada