sábado, 13 de agosto de 2016

Poniendo "el cierre*" al Profesor Gustavo Bueno...



(*) Con el nombre de cierre categorial designamos el proceso en virtud del cual las ciencias alcanzarían su condición de tales, es decir, se constituirían en sí mismas (en sus propios círculos) y se diferenciarían, no solamente de otras formaciones no científicas (literarias, artísticas, teológicas) sino también mutuamente. En virtud de su cierre categorial, la Geometría se diferencia de la Teología o de la Música –pero también de la Termodinámica. La Teoría del Cierre Categorial supone que las ciencias no son meramente el conocimiento (el reflejo) de una realidad previamente estructurada, dispuesta ya para ser conocida o registrada (descripcionismo, empirismo); también supone que las ciencias no son construcciones formales (de teorías o modelos) que luego hayan de ensayarse en la experiencia como prueba de que, al menos, «salvan los fenómenos» y no serán falsadas (formalismo, teoricismo popperiano, &c.). La teoría del cierre categorial niega que las ciencias tengan un objeto determinado (la Biología, la vida; la Física, la materia...) o que no tengan ninguno (sino una masa o continuo amorfo recortado por los modelos formales). Las ciencias tienen campos, es decir, multiplicidades de términos enclasados en conjuntos diferentes.

Ver también:
Ratón de biblioteca: El mito de la felicidad / Gustavo Bueno

Publicar un comentario en la entrada