miércoles, 29 de junio de 2016

¿Con que quieres ser Visitador Médico, no...? / Gustavo Higueras Nieto


A ver, he leído por ahí los impulsivos comentarios de algunos jóvenes graduados en ciencias que reclaman para ellos el derecho de ser Visitadores Médicos, porque su formación les acredita mejor que a nadie para desarrollar esa profesión por encima de cualquier otro perfil. 

La verdad es que tiene sentido, eso hay que reconocerlo, pero antes de plantearse si quieren ser Visitador/a Medico y/o de Farmacias porque tienes una u otra formación, opino que deberían valorar alguna que otra cosilla y en base a mi experiencia, me voy a permitir el lujo de darles algunos consejillos, que quizás les ayuden a entender mejor que es la Visita Médica y de Farmacias para que así puedan decidir si es esa su mejor opción profesional. 

Pero antes de continuar me gustaría que reflexionasen en primera persona sobre las siguientes cuestiones: 

  1. ¿Deseo ser Visitador Médico porque me encanta hablar de mecanismos de acción, farmacocinética, farmacología…? 
  2. ¿Deseo ser Visitador Médico porque pienso que con esa labor puedo ayudar a las personas que necesiten los fármacos que promociono? 
  3. ¿O lo deseo por las supuestas buenas condiciones económicas que me voy a encontrar? 

Lo reconozco, hace 25 años ni siquiera sabía que existía la Visita Médica y fue un cliente Visitador Médico, al que le vendí un coche, quien me informo de que se trataba y sinceramente, lo que más me llamó la atención fueron sus inmejorables condiciones económicas. 

Mis estudios en aquel momento eran los de una humilde F.P de Electricista y mi experiencia profesional la de un vendedor de seguros, coches y conductor de camión en la empresa familiar. 
Sin embargo me marque como objetivo llegar a ser Visitador Médico y lo repito, básicamente por sus condiciones 
¿Qué otra cosa me podía llamar la atención si no conocía la profesión? 

No tarde mucho en conseguirlo y hecho esto, tuve que hacer un curso de un mes que me introdujo a través de una muy buena formación, en el manejo de los argumentos que los productos que iba promocionar necesitaban; es decir, al igual que para vender seguros no necesite ser abogado ni economista y para vender coches tampoco necesite ser ingeniero, para promocionar medicamentos durante más de 20 años no he necesitado ser licenciado o graduado en ciencias ¡ah! Y lo puedes confirmar en las recomendaciones que encontrarás en mi perfil de Linkedin, mis clientes siempre han quedado encantados con mis presentaciones, argumentaciones y contra-argumentaciones. 

Lo “único” que he necesitado es mantener una constante predisposición por el aprendizaje continuo y afortunadamente hoy en día es mucho más fácil. 

Por supuesto no quiero que nadie piense que estoy desmereciendo el haber conseguido graduación superior, soy padre de una graduada universitaria y de otra que está en camino; de hecho, yo mismo acabo de terminar un grado medio de FP, es decir, que sé lo que cuesta estudiar, pero con confundamos, hasta hoy y he hecho de todo, no hay nada tan difícil como vender y no os equivoquéis, promocionar medicamentos es vender medicamentos. 

Y ahora, con algunas cosillas, voy a intentar situarte en la dura realidad que supone ser Visitador Médico

1º) Te equivocas si piensan que lo más importante en esta profesión es la argumentación: 
Por supuesto que debes conocer tus productos y los de la competencia como la palma de tu mano, pero lo que importa no es lo que sabes o como te lo sabes, lo que importa es como lo transmites y para ello, en esta dura profesión, debes mantener tu actitud intacta en cada uno de los días que salgas de tu casa a realizar tu tarea y te garantizo que es muy difícil. 

2º) Bájate del burro, serás un vendedor y punto, otra cosa es como lo quieran adornar o como te lo quieras creer: 
Por eso tu humildad debe ser exquisita, porque además de que no hay cosa que le guste menos a un médico que un Visitador Médico subido, vas a estar en contacto con pacientes que te van a observar y no te imaginas como. 

3º) ¿Qué tal andas resiliencia? 
Verás, te decía que mantener una buena actitud es fundamental para poder desarrollar esta tarea o cualquiera que hagas todos los días; sin embargo, en esta profesión te vas a encontrar (y hoy en día más y precisamente por lo mal que se han hecho las cosas por aquellos que se han desarrollado en esta profesión sin tener las aptitudes comerciales adecuadas) que la mayoría de los Médicos tienen muy poco interés por lo que les podamos aportar, es decir: 

  • -Te pondrán pegas para que los visites y hasta en muchos centros prohibirán la entrada a los visitadores. 
  • -Te darán unos segundos para desarrollar tus argumentos y si no eres capaz de respetar su tiempo, su inteligencia y formación, se callarán debido a su gran educación pero habrán dejado de escucharte hace tiempo, aunque tienes la alternativa de muchos: bajar la cabeza y decir lo que tienes que decir sin preocuparte de lo que esa persona piensa o siente, pero… 
  • -Trabajarás bajo objetivos y no imaginas cuantos y con cada nuevo ejercicio serán mayores y más difíciles de conseguir y por lo tanto, pondrán nerviosos a muchos que te acusarán de ser el responsable si no se consiguen, llegando incluso a amenazarte con perder el empleo en breve ¿acojona o qué? 
  • -En esta industria tener un buen Jefe es casi una lotería, la mayoría lo quieren ser por el cargo, las condiciones y porque se quitan del medio de la vorágine que es la Visita Médica y esto significa que cuando la cosa se complica lo tienen fácil, te presionarán sin importarles la realidad del mercado y mucho menos tu estado anímico y de salud. 
  • -… si alguno se atreve a añadir que lo haga pero dudo que así sea. 

Como nota curiosa te diré que aun habiendo trabajado sectores tan complicados como la de los seguros, los coches, o conducir un camión de día y de noche; pasados un par de años desarrollándome en esta profesión, estuve a punto de abandonar porque no la comprendía, solo la ayuda de otro profesional con una gran perfil comercial me hizo comprender que mi éxito no lo iba a encontrar a través de mis preparadas argumentaciones, sino a través de la gestión de mis emociones y de la empatía hacia mis clientes ¿lo pillas? 

Sin embargo y si tienes las condiciones emocionales adecuadas, te animo a que lo intentes, porque ahora y con una gran experiencia acumulada en ella, puedo decir que es una de la profesiones más gratificantes que existen, y ya no lo digo porque sea de las que mejores condiciones económicas ofrecían, lo digo porque estar y saber escuchar a los pacientes, estar y saber escuchar a nuestros clientes, para mí ha sido la mejor oportunidad para crecer como persona, pero claro, para eso tienes que saber trabajar “sin que te importe” el dinero, los objetivos, la empresa, el jefe y todos esos factores que existen en esta dura profesión capaces de ser el origen de las desgracias de muchos de sus profesionales. 

Saludos y se feliz.

Tomé "prestado" de...Gustavo Higueras Nieto

Ver también: 

Humor...es lunes: Qué es un visitador médico?

Respire, N0 Respire, Respire, No Respire…/ Colabora Carmen Murcia*

Líneas externas: Un futuro imparable que está ahi / Colabora Yolanda Perera

Publicar un comentario en la entrada