miércoles, 20 de abril de 2016

Matemáticas terapéuticas


Recien ha fallecido en Tucson (Arizona) el matemático y Premio Nobel (compartido) de Economía 2012, Lloyd Shapley.

«Sus contribuciones a la teoría de los juegos han impactado y continuarán haciéndolo en el terreno económico en años venideros», resaltó el presidente y consejero delegado de Rand Corporation, Michael Rich. Shapley logró aplicar a la vida cotidiana algoritmos matemáticos que conseguían mejorar los resultados en cuestiones como la admisión de estudiantes en las universidades, la búsqueda de pareja o la donación de órganos. En 1953, desarrolló lo que se conoce como el valor Shapley y que aún hoy es objeto de discusión. 

Lloyd Shapley, matemático, nació en Cambridge (Massachusetts, EEUU) el 2 de junio de 1923 y murió en Tucson (Arizona) el 12 de marzo de 2016. (Más)






Ahora... 

Al combate contra la leucemia, y quien sabe si otras múltiples enfermedades, le ha salido un gran aliado: las Matemáticas. Un equipo de investigadores asturianos, con liderazgo del grupo de Problemas inversos del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Oviedo, ha podido desarrollar un modelo de algoritmos matemáticos que se ha demostrado capaz de anticipar con criterio científico el comportamiento de las leucemias linfocíticas crónicas, la leucemia más frecuente en adultos en Europa y Norteamérica, con una incidencia en Asturias de casi 9 casos por cada cien mil personas y año. 


El trabajo, recién publicado en la revista Journal of Biomedical Informatics, ha salido adelante tras analizar una base de datos con diferentes variables clínicas de 265 pacientes gijoneses diagnosticados con leucemia linfocítica crónica entre 1997 y 2007.   
La aplicación del modelo de algoritmos permitió predecir con una exactitud del 90% el desarrollo de enfermedades autoinmunes y en un 80% la necesidad de utilizar quimioterapia. En este último caso los investigadores sostienen que si hay una ligera reducción en los niveles de predicción es debido a que hay muchas variables a la hora de pautar un tratamiento que son más subjetivas y que no se reducen totalmente a marcadores biológicos.



 El estudio lleva la firma de Juan Luis Fernández Martínez, profesor del Departamento de Matemáticas de la Universidad de Oviedo; de Enrique J. de Andrés-Galiana -el trabajo forma parte de su tesis doctoral-, del mismo departamento y del Centro de Inteligencia Artificial de la Universidad de Oviedo;...

De esa colaboración surgió un desarrollo "de fácil aplicación -el método matemático se plasma en una sencilla hoja Excel, y los datos en los que se basan son accesibles para cualquier hospital y laboratorio- y con una exactitud nada desdeñable", indica el profesor Fernández Martínez, para quien "es un avance importante y nos pone en la pista de que hay una mina de conocimiento en las bases de datos de los hospitales". (Más)
Publicar un comentario en la entrada