jueves, 14 de enero de 2016

Citario/El dijo que...: "la homeopatía no es inocua y sus efectos secundarios pueden costarte la vida."/J.M. Mulet*









.
Homeopatía es agua y azucar...



Leo con estupor las noticias que llegan de Gerona sobre...



¿La homeopatía es peligrosa? Se vende en farmacias, hay colegios médicos que tienen sección de homeopatía y universidades que ofrecen cursos. Parece que hasta sea de verdad, pero sólo es apariencia. 
La homeopatía se basa en las ideas de Samuel Hähnemann, médico alemán fallecido hace más de 200 años que decía que lo similar cura a lo similar, y que cuanto más se diluye un principio, más se potencia, dos afirmaciones que la ciencia no ha logrado demostrar ni el sentido común verificar. 

Cuando diluyes con agua un chupito de whisky, el resultado no es más potente, sino todo lo contrario. Los preparados homeopáticos se basan en diluir un principio activo en cantidades enormes, de forma que al final sólo queda agua. Esta disolución se aplica sobre gránulos de azúcar que son vendidos a un precio generalmente caro. En estos 200 años desde que se inventó la homeopatía, no ha sido capaz de erradicar ni una enfermedad ni de sustituir a ningún tratamiento convencional. Puede pensarse que al ser azúcar, daño no hará. Pero sí; existe el daño por omisión. 

Si te tratas una enfermedad leve con homeopatía sólo perderás el dinero de las pastillas, pero si la enfermedad es grave puedes perder un tiempo vital, y cuando vayas al médico de verdad, quizás ya sea tarde. Por lo tanto, la homeopatía no es inocua y sus efectos secundarios pueden costarte la vida. (Más)


* José Miguel Mulet es profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia y autor de 'Medicina sin engaños' (ed. Destino) 

Ver también:

Ratón de Biblioteca: Medicina sin engaños / J.M. Mulet*

Publicar un comentario en la entrada