martes, 13 de octubre de 2015

Nobel de Medicina 2015: La historia detrás de la artemisina y avermectina (I)


A fines de la década de 1960, el gobierno chino pone en marcha un ambicioso proyecto: descubrir un nuevo tratamiento contra la malaria. El fosfato de cloroquina perdía efectividad. El parásito —Plasmodium spp.— se volvía cada vez más resistente. “Para el momento que inicié mi búsqueda, más de 240 mil compuestos habían sido probados sin ningún resultado positivo”, comentó la farmacóloga china Youyou Tu en una entrevista para New Scientist en el 2011. 

Sin ningún tipo de droga sintética a la vista, los chinos dirigieron su atención a su medicina tradicional. Tu y sus tres asistentes revisaron más de 2000 recetas y prepararon 380 extractos de hierbas que posteriormente las probaron en ratones. Grande fue su sorpresa cuando uno de ellos lograba reducir el número de parásitos de la malaria en la sangre de los roedores. Se trataba de un derivado del ajenjo dulce (Artemisia annua) que era usado para tratar las “fiebres intermitentes” —un síntoma típico de la malaria. 


La receta que se encontraba en un libro de 1600 años de antigüedad decía que se debía remojar un manojo de ajenjo dulce en lo que hoy sería dos litros de agua, para luego beber el jugo. Cuando Tu y su equipo trataban de aislar el principio activo hirviendo el extracto, simplemente dejaba de funcionar. Hasta que el 4 de octubre de 1971 lo lograron usando solventes orgánicos. Le llamaron “qinghaosu” (artemisina, en español) y era efectivo en un 100% contra los parásitos resistentes a la cloroquina. 

Pero no fue hasta 1977 que hicieron públicos los resultados. El gobierno chino era muy reservado. Al inicio la comunidad científica recibió la noticia con cierto escepticismo. Pero en 1982 sale el primer estudio que demuestra su eficiencia al usarlo en el tratamiento de miles de pacientes chinos. [Leer la historia completa aquí]. 

Es así que, casi 50 años después que Youyou Tu se hizo cargo del proyecto que concluyó con el descubrimiento de la artemisina, el mejor tratamiento que tenemos contra la malaria, ella recibe el Premio Nobel de Medicina, tal como hoy anunció el Instituto Karolinska de Suecia. (Más)

Publicar un comentario en la entrada