domingo, 2 de agosto de 2015

Silicon Valley: Nootrópicos, "drogas inteligentes" de moda.


Imagínese que cada mañana, antes de ir al trabajo, pudiera tomar una pastilla que le ayudara a estar alerta, mantener la concentración, mejorar su memoria e incrementar su creatividad y productividad.

Eso es precisamente lo que están haciendo cada vez más personas en lugares como Silicon Valley -la capital mundial de la industria de la tecnología situada en el norte de California- donde en los últimos años han ganado popularidad los llamados nootrópicos.

Estas sustancias -cuyo nombre se deriva del griego "nóos" (mente) y "tropo" (dirección)- supuestamente tienen la capacidad de ayudarnos a mejorar nuestro desempeño mental, sin producir efectos secundarios negativos.

Pese al escepticismo que existe entre la comunidad científica sobre su eficacia, estos "potenciadores cognitivos" son cada vez más usados en ambientes laborales competitivos en los que el intelecto prima sobre cualquier otra cualidad. Bajo el paraguas de los nootrópicos se incluyen, por ejemplo, compuestos químicos de la familia de los racetamos -como el piracetam o el pramiracetam- y sustancias como las vitaminas o los aminoácidos que se encuentran en numerosos alimentos y plantas, y pueden adquirirse en tiendas de suplementos nutricionales o herbolarios.

Algunos son fármacos usados para tratar a personas de edad avanzada que presentan una alteración en sus mecanismos cognitivos y que padecen enfermedades como la demencia o el Alzheimer.

Sus defensores aseguran que ayudan, por ejemplo, a mejorar la memoria, la capacidad de aprendizaje y la concentración. A menudo se incluyen medicamentos como el Adderall, que se prescribe para tratar trastornos como la hiperactividad y la narcolepsia, pero que son utilizados también por los estudiantes como potenciadores cognitivos, pese a producir efectos secundarios como arritmia o ansiedad.


Cada vez más populares

En el caso de los nootrópicos, el doctor rumano Corneliu E. Giurgea estableció en los años 70 que para ser coniderados como tales, además de potenciar las capacidades cognitivas, no deben ser tóxicos, adictivos o tener efectos secundarios significativos. No existe consenso sobre cómo funcionan muchas de las sustancias consideradas nootrópicos, aunque los que las utilizan creen que mejoran el metabolismo cerebral.

Pese a que no hay cifras oficiales, en países como EE.UU. su uso ha ido en aumento en los últimos años, proliferando en internet los blogs y foros en los que se discute qué sustancias se han de consumir y en qué cantidades.

Ante el incremento de la demanda, también se han multiplicado las compañías que se dedican a comercializar pastillas que contienen diversas sustancias consideradas nootrópicos, como la cafeína o los ácidos omega 3.


Algunas de esas empresas, como Nootroo y Nootrobox, son startups de Silicon Valley que aseguran contar entre sus inversores con nombres importantes de la industria de la tecnología.

Una de las cosas que preocupa a algunos expertos en salud es el que muchos usuarios están comprando los nootropicos a través de internet, sin poder verificar su procedencia y calidad. (Más)




Ver también:

NZT una píldora...de película: Limitless / Sin límites (para el Marketing, al menos)

Publicar un comentario en la entrada