sábado, 9 de agosto de 2014

The day of the Big O: “An orgasm a day, keeps the doctor away”.


El pasado 31 de julio se celebró en Día Mundial del Orgasmo, y no lo inventamos nosotros, en realidad es parte del proyecto del placer femenino y de esta idea de un nuevo paradigma de autoconocimiento y autoliberación. Como todas las celebraciones inventadas, algunas sirviendo un buen pretexto, esta también tiene un matiz marketingero, el orgasmo también es un producto.

Ver:
International Day of the Female Orgasm: The day of the BigO

Al parecer la idea proviene de que en la ciudad de Esperantina, Brasil se obligó a los habitantes a que cada 9 de Agosto hicieran un esfuerzo para que sus parejas consiguieran llegar al orgasmo. Después , una campaña inglesa que se especializa en temas de índole sexual, declaró que el 31 de julio de 2001 seria Día del Orgasmo Femenino, con el fin de vender productos que estimularan a las mujeres y las hicieran experimentar el orgasmo. Muchos de estos productos pueden ser ahorrados con un poco de exploración y algunos ejercicios como los Kegels (básicamente consisten en apretar un músculo, el cual puede ser identificado deteniendo la orina; también existe la posibilidad de trabajar el Cremaster, otro músculo que llevó al esposo de Bjork a hacer ese épico rito cinematográfico que permanece como una hechizo en la esfinge de la pupila). 

Más allá del marketing este día es un buen pretexto para surfear el placer femenino y prometer a la alteridad planetaria un sano y sacro orgasmo.

Ver también:


Orgasmos para una vida saludable 


Health & Fitness The Best Reason to Have Sex
 
Publicar un comentario en la entrada