martes, 26 de agosto de 2014

Terapias de los sentidos: Desnudarse (I)...


Estar y mostrarse desnudo en público tiene, según quienes llevan este estilo de vida, hasta 205 efectos beneficiosos sobre nuestra salud física, psicológica, social o sexual, y continúa siendo una opción muy a tener en cuenta cuando planeamos nuestras vacaciones estivales. En España practican el nudismo hasta dos millones de personas –entre españoles y extranjeros–, y se calcula que el turismo naturista mueve cada año a más de 20 millones de personas en toda Europa, aunque su promoción, habitual en países como Francia, sea todavía poco frecuente en España. 

Inicialmente, muchos se atreven por curiosidad. Y una vez que lo prueban, la mayoría decide no ponerse el bañador nunca más”, dice Ismael Rodrigo, presidente de la Federación Española de Naturismo (FEN). “Lo que atrae a la gente es esa sensación de libertad, de sentir el agua y el aire en todo tu cuerpo, estar en comunión con la naturaleza”. Un bienestar que promueve una mayor aceptación de nuestro cuerpo, reduce el estrés, mejora la autoestima y favorece la superación de ciertos cánones de belleza que condicionan nuestra vida. “Los medios de comunicación tienden a mostrarnos ciertos tipos de cuerpos que se consideran en ese momento atractivos, y eso contribuye a que desde pequeños aparezcan complejos y posteriormente problemas como la anorexia y la bulimia”, afirma Rodrigo, mientras apunta a la educación como la mejor manera de superar estos problemas. “Si desde pequeños nos enseñan a ver la desnudez como algo normal, aprenderemos que hay diferentes tipos de cuerpos y que eso es natural. Pero, en vez de eso, oímos que estar desnudo es malo, y si nos pillaban sin ropa nos decían: ‘¡Marrano, vístete!”. 

Practicar el naturismo suele ser señal, además, de una mayor conciencia ecológica y de respeto al medio ambiente: “Casi todo el mundo que conozco que está vestido en casa, usa aire acondicionado. Yo no lo tengo, porque cuando te quitas la ropa, la temperatura baja unos cinco grados. Y además pones menos lavadoras, por lo que contaminas menos", continúa.(Más)


Asturias: playa de Torimbia (Llanes). Considerada una de las calas más hermosas de Asturias, tiene 500 metros de longitud y a ella se accede tras un breve recorrido a pie. De arena. Nudista.


En Nueva York existe un club que ha combinado la inclinación por la pulp fiction con una actitud inquietante por subversiva: leer en desnudez, parcial o total, en soledad o en compañía, en privado o en un lugar público. Leer y, con esta y otras acciones, desafiar al mundo. 



La Outdoor Co-ed Topless Pulp Fiction Appreciation Society (o Sociedad Topless para la Apreciación de la Pulp Fiction al Aire Libre, si se nos permite conservar un par de términos en inglés) reúne a personas que aman “los buenos libros y los días soleados y disfrutan de ambos tan hechos unos como la ley lo permita”.

Ver también: 
The History of Nude Psychotherapy

Publicar un comentario en la entrada