jueves, 15 de mayo de 2014

VENEZUELA: Visita médica en crisis...


La Ley Orgánica de Precios Justos no toma en cuenta dentro de la estructura de costos los gastos por promoción y publicidad, que deben ser incluidos en el 30% de margen de ganancia que establece el texto legal para las empresas. Los visitadores médicos son considerados parte del gasto por promoción, por lo cual quedan excluidos de la estructura de costos y se vuelven una carga para las empresas, explicó Alfredo Salomón, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores Médicos

Estos trabajadores representan entre 15% y 25% de la estructura de costos de las compañías, por lo que si se trasladan a la utilidad, este margen sería mínimo, sostuvo Salomón. La situación pone en riesgo los puestos de 6.000 visitadores médicos que trabajan en aproximadamente 160 laboratorios

El problema se suma a la escasez de divisas que afecta la actividad del sector químico farmacéutico. El directivo informó que desde el año pasado el gobierno no liquida dólares a los laboratorios con la fluidez esperada, por lo que la deuda con proveedores internacionales se aproxima a 4 millardos de dólares e incide en la disponibilidad de productos, por lo que las empresas se han visto obligadas a efectuar recortes en la fuerza de ventas. 

Salomón enfatizó en que no han despedido a visitadores, pero sí han hecho negociaciones que terminan por separarlos de sus cargos. "Hasta ahora hemos negociado con 200 trabajadores", dijo. (...)

Sin muestras. 

La intermitencia en el mercado farmacéutico, producto de los retrasos en las liquidaciones de divisas por parte del Centro Nacional de Comercio Exterior, han afectado la labor de los visitadores médicos. Salomón explicó que la función de los visitadores es llevar la información a los médicos sobre los beneficios de determinados fármacos a través de estudios y artículos de investigación. 

Una fuente del sector, que pidió no citar su nombre, aseguró que desde finales de enero, principios de febrero, no están entregando muestras médicas, vitales para generar la recordación de la marca. Además, Salomón indicó que las unidades gratuitas que dejan a los médicos ayudan a las personas de bajos recursos a costear el tratamiento. 

La fuente afirmó que algunas empresas han reducido las zonas de viaje del personal de ventas para disminuir gastos de traslado. Ese personal se ha visto forzado en ocasiones a advertirle al médico que el producto que ofrece no se consigue con facilidad o se encuentra en falla. “Entendemos que no es culpa del laboratorio, no hay inventario, no hay como traer mercancía”, expresó.
Publicar un comentario en la entrada