miércoles, 21 de mayo de 2014

Se demuestra que la "muestra" (gratís) si influye en la prescripción.



Si agradece las muestras gratis que su médico le da en consulta, más se gratifican las empresas productoras. No es precisamente una práctica altruista, sino una técnica muy estudiada para promover nuevos tratamientos y altamente eficaz para las óptimas cuentas anuales de las casas farmacéuticas. Un nuevo estudio, publicado este mes en la revista JAMA Dermatology, lo corrobora. 

Un grupo de investigadores de la Stanford University (California, EEUU) ha comparado las prescripciones de fármacos realizadas en 2010 a adultos con acné en centros donde prohíben este método de promoción con otras clínicas privadas donde sí se ofrecen muestras gratis de opciones terapéuticas para este trastorno cutáneo. 

Los resultados hablan por sí solos. En el primer caso, donde no se permiten los regalos de muestras, el 17% de las recetas correspondía a fármacos de marca. Sin embargo, en las consultas donde habitualmente las compañías farmacéuticas hacen su despliegue de productos gratuitos, ese porcentaje de prescripciones asciende al 79%. Incluso cuando hay fármacos genéricos disponibles, los médicos de estos centros eligen los de marca cuando se están distribuyendo gratuitamente sus muestras. 

En definitiva, concluyen los autores de esta investigación, "los médicos que hacen uso de las muestras gratuitas son más tendentes a recetar medicamentos más caros, aunque igual de seguros y eficaces que los genéricos". Los beneficios que suponen son tales que, según un estudio de mercado hecho en EEUU por Cegedim Strategic Data, en 2011 se repartieron muestras gratis por un valor de 6.300 millones de dólares. Entre los médicos, los dermatólogos son los más proclives a participar en esta práctica. 
Más 

Ver también:
 Characterizing the Relationship Between Free Drug Samples and Prescription Patterns for Acne Vulgaris and Rosacea
Publicar un comentario en la entrada