miércoles, 19 de marzo de 2014

MEXICO: La fórmula del Dr. Simi

“Éste es el momento de la acción/ 
de acercar a nuestra gente al bienestar/ 
dar mejor salud al menor costo es lograr/ 
que una luz acabe con la oscuridad”.

Himno "Por un país mejor"*


Gran impulsora de los medicamentos genéricos, Farmacias Similares cambió las reglas del juego en la industria farmacéutica mexicana.


Dr. Simi, alter ego de Víctor González Torres, tiene suficientes motivos para bailar en las calles. El muñeco del boticario bonachón que se mueve al son de música popular está presente en los 4.000 puntos de venta que opera Farmacias Similares en México y en el extranjero. Su fundador, en cambio, desapareció de la vida pública en 2008. Los ataques continuos de los laboratorios farmacéuticos que criticaban la calidad de sus medicamentos y sus precios bajos, y un fugaz y desastroso paso por la política, llevaron a González Torres a asumir un perfil bajo. 

 Farmacias Similares es la mayor cadena mexicana especializada en medicamentos genéricos, y una de las más grandes de Latinoamérica. “En un año alcanzamos a abrir 1.000 farmacias, es decir, casi tres diarias”, dice Óscar de la Sierra, vicepresidente de la empresa y mano derecha de González Torres desde la creación de la primera farmacia. 

 La razón está en una mezcla de oportunismo y un modelo de negocios que supo conectar con las necesidades de la población. Como toda Latinoamérica, México está envejeciendo y están cambiando los patrones infecciosos y la enfermedades derivadas de estilo de vida y crónico-degenerativas. Esto lleva a tratamientos de largo plazo en que el costo se vuelve algo muy importante, abriendo un espacio para los medicamentos llamados genéricos. 

 “El crecimiento acelerado de los puntos de venta y la pérdida de patentes de grandes marcas hicieron que el mercado de genéricos aumentara exponencialmente en los últimos años”, explica Gema Moreno, socia líder de la industria de ciencias de la vida y cuidado de la salud de Deloitte México. Todo indica que el crecimiento seguirá, según varios analistas, en cifras de dos dígitos. 

 Siminegocio. 

Todo comenzó en 1994, cuando Laboratorios Best, la empresa creada por la familia González, perdió a su principal cliente, el Seguro Social de México. No sólo se tambaleaba el negocio, sino su vida personal. Su padre acababa de morir, su matrimonio estaba en crisis, y las adicciones estaban a punto de acabar con él. 

 Junto con criticar la corrupción del sistema de compras del sector salud, González tomó una decisión drástica: no vender más al Estado y dedicarse a la producción y distribución de genéricos. Amparado por la Ley General de Salud, que para ese momento no exigía las pruebas de bioequivalencias para este tipo de medicamentos, creó en 1997 la primera Farmacias Similares. El eslogan era “lo mismo pero más barato”. (...)

El éxito del modelo de Farmacias Similares coincidió además con el nacimiento de otras grandes cadenas, siempre con sus propias líneas de genéricos. Walmart lanzó en 2007 Medimart; Femsa, a través de su subsidiaria Oxxo, adquirió el 75% de farmacias YZA; cadenas ya establecidas como San Pablo, Benavides, Soriana y San Isidro han abierto nuevas sucursales en los últimos meses todas con sus propias líneas de genéricos. 

 Y laboratorios que en algún momento atacaron a Víctor González Torres, como GlaxoSmithKline, Schering Plough o Pfizer, ahora venden sus genéricos en los puntos de venta del Doctor Simi. “Dos o tres laboratorios nos dan seis meses de exclusividad antes de que venza la patente para que posicionemos sus genéricos”, dice Óscar de la Sierra de Farmacias Similares. 

Prácticamente todos estos grandes laboratorios de patente han buscado la manera de sacarle su tajada al mercado de los genéricos. “Unos adquieren laboratorios para producir sus genéricos, otros prefieren hacer alianzas con productores nacionales o comercializadoras”, explica Gema Moreno, de Deloitte. (...)


Conexión popular. A pesar de la polémica figura de Víctor González Torres, nadie puede negar que su empresa modificó el paisaje de la industria farmacéutica mexicana. Jessica González, su hija, afirma: “Farmacias Similares ha demostrado que una empresa puede tener impacto social además de ser lucrativa y rentable”. (Más)

(*El evangelio según Simi 

Cada lunes a las ocho de la mañana, los 800 empleados que trabajan en la casa matriz de Farmacias Similares, en un edificio gris con cristales, cerca del Eje 6 Sur en el DF, salen al patio y se forman en fila para cantar el extenso himno ‘Por un país mejor"

Ver también: 
La victoria del Dr. Simi

Publicar un comentario en la entrada