lunes, 10 de febrero de 2014

Humor...es lunes: Pildora del día después.



“Sabía que era un tema polémico, que había mucha gente en contra de esta píldora porque, si todo el mundo viajara en el tiempo, sería un caos. Pero luego te la tomas, ves que no pasa nada y te quedas igual”, confiesa este hombre, que se declara alicaído al comprobar que sigue siendo jueves. 

Aunque no ha querido desvelar cómo logró hacerse con la píldora, sí quiere que se sepa que no es efectiva. “La partí por la mitad y me tomé media, pensando que a las dos serían las tres o algo parecido. Pero nada de nada. Así que me tomé la otra mitad y solo noté como un sofoco y muchas ganas de abrazar algo pequeñito”, dice. 

Desde que ingirió la píldora del día después, este señor siente ganas de llorar “por la frustración que estoy viviendo y también porque necesito que alguien me quiera de verdad y me dé mimos”. Los expertos creen que está sufriendo las consecuencias del cóctel hormonal al que sometió a su organismo.(Más)
Publicar un comentario en la entrada