jueves, 19 de diciembre de 2013

GSK: Arrepentirse es de..."culpables".


  • La farmacéutica dejará de pagar a los médicos para que promuevan sus productos 
  • Retirará los objetivos de venta individual para su personal comercial
Esta iniciativa viene después del escándalo de sobornos y corrupción en China.

Para dejar atrás los escándalos sobre las prácticas de sobornos con las que intentaban ampliar su mercado, GlaxoSmithKline anuncia que dejará de pagar a los médicos para que promuevan sus productos y retirará los objetivos de venta individual para su personal comercial. También pondrá final a las ayudas económicas que ofrecen a los médicos para que asistan a conferencias médicas. 

La iniciativa supone una apuesta de la farmacéutica británica para seguir adelante y limpiar su imagen después de la red de sobornos y corrupción de China. De esta manera, acabaría con el conflicto de intereses y se disiparían las dudas sobre la prioridad de intereses, que ya no serían comerciales, sino que se antepondría la salud del paciente. 

Las autoridades chinas descubrieron que el gigante británico pagó, con la mediación de una agencia de viajes, cerca de 3.000 millones de yuanes (374 millones de euros) en sobornos a médicos y hospitales, a cambio de que recetaran medicamentos de GSK

Según la compañía, las nuevas medidas no están directamente relacionadas con sus problemas en China, sino que forman parte de una estrategia para conseguir uno de sus grandes retos: mejorar la transparencia. En los últimos años, toda la industria farmacéutica ha sido objeto de críticas por las tácticas agresivas del marketing y, probablemente, la acción de GSK anime a otras empresas a considerar medidas similares. 

En EEUU, muchas empresas han tenido que responder al Gobierno por utilizar tácticas de venta impropias y GSK ha tenido que pagar una multa de 3.000 millones de dólares (unos 2.200 millones de euros) para zanjar tres litigios que mantenía con el Gobierno de EEUU sobre la comercialización de varios de sus medicamentos. 

Otras farmacéuticas han puesto en práctica ya algunas medidas para sanear sus prácticas de comercialización. En 2011, AstraZeneca anunció que iban a "dejar de pagar a los médicos para asistir a congresos científicos internacionales" y se iban a "centrar en los esfuerzos educativos locales y en las oportunidades educativas de los profesionales de la salud". Pero todas han seguido su ejemplo. 

Ahora, GSK se suma a este intento de transparencia. "Reconocemos que tenemos un papel importante en la prestación de información sobre nuestros medicamentos a los médicos, pero esto debe hacerse con claridad, con transparencia y sin ninguna percepción de conflicto de interés", asegura en un comunicado Andrew Witty, presidente ejecutivo de GSK

La decisión de interrumpir los pagos a los médicos para promover los medicamentos de una farmacéutica determinada durante los congresos marca un gran cambio para la industria mundial que siempre ha dependido en gran medida de la influencia de los expertos en la promoción de sus productos productos . 

GSK asegura que esta medida se hará efectiva a partir de 2016. Sin embargo, los incentivos destinados a sus representantes de venta se pondrán en marcha inmediatamente. Según un reciente análisis realizado en EEUU, no existe vinculación entre este tipo de pagos y la cantidad de recetas generadas en 2011. 

Esta política trascenderá las fronteras estadounidenses. Según GSK, los objetivos de venta individual tampoco se aplicarán en el resto de países donde opera. Se está planteando implementar un nuevo sistema de compensación a nivel mundial a principios de 2015 . 

Lo que sí seguirá haciendo GSK, resalta en su comunicado, es pagar los honorarios de los médicos que están desarrollando investigaciones clínicas patrocinadas por la compañía, además de las actividades de asesoramiento y estudios de mercado, "esenciales para proporcionar conocimientos sobre enfermedades específicas".(Ver)

Ver también:
GSK to end payments to doctors /Pharma Times
Publicar un comentario en la entrada