miércoles, 6 de noviembre de 2013

Deloitte (V): MEXICO Perspectivas globales sobre ciencias de la vida 2013

Las farmacéuticas son un sector prioritario para México. Su potencial de crecimiento parece prometedor, y la industria está bien posicionada para convertirse en uno de los principales motores económicos del país.
El mercado farmacéutico de México en 2010 fue de 14.9 mil millones de dólares. Se prevé que el mercado crezca un 4.4 por ciento entre 2011-2016 hasta los 19.5 mil millones de dólares. La producción doméstica (por parte de fabricantes tanto locales como transnacionales) representa alrededor de un 80 por ciento de las ventas de las farmacéuticas, y las importaciones contribuyen el porcentaje restante. También existe una importante industria de exportación.
Se espera que el favorable entorno regulatorio de México y el creciente acceso al cuidado de la salud impulsen el crecimiento de la industria de ciencias de la vida en los próximos años. Por ejemplo, en noviembre de 2011, el gobierno presentó una ley para promover las asociaciones público-privado, aumentar las actividades de construcción de hospitales y mejorar los suministros.
Además de su positivo ambiente regulatorio, se espera que el envejecimiento de la población de México y el creciente gasto de los consumidores estimulen las ventas de las farmacéuticas. Para 2016, alrededor de un 7.3 por ciento de la población mexicana tendrá 65 años o más, lo que ejercerá una mayor presión sobre los servicios públicos de atención médica. Como resultado de ello, se prevé que el gasto per cápita en salud crezca a una CAGR del seis por ciento entre 2011 y 201658. Este aumento en el gasto en salud pública se refleja directamente en el activo mercado farmacéutico de México: entre 2005 y 2011, el gasto público en medicamentos aumentó en un 86 por ciento. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México tiene el segundo gasto en medicamentos más elevado como porcentaje del gasto sanitario total (28.3 por ciento), mucho más elevado que el promedio de la OCDE (17.2 por ciento). Además, el gasto en medicamentos como porcentaje del PIB (1.7 por ciento) es también más elevado que el promedio de la OCDE (1.4 por ciento).
En respuesta a las considerables oportunidades de crecimiento, los fabricantes de medicamentos locales están invirtiendo en I & D y los actores extranjeros están aumentando su presencia en genéricos mediante adquisiciones. Se espera que el ambiente regulatorio de México impulse las ventas de genéricos, con un consumo de medicamentos genéricos en el sector privado que se espera que aumente considerablemente entre 2011 y 2019. Asimismo, varias patentes para medicamentos de mayor venta vencerán en los próximos años, y esto probablemente acelere el crecimiento del mercado de genéricos.
A pesar de las positivas condiciones a nivel global, persisten en México desafíos regulatorios y de acceso, que plantean potencial obstáculos para el crecimiento de la industria. Por ejemplo, el control gubernamental de los precios de los medicamentos en el sector público parece ineficaz debido a una mala implementación. Asimismo, los hospitales públicos carecen de la capacidad para satisfacer la creciente demanda y con frecuencia tienen una escasez de medicamentos “esenciales” debido a los limitados presupuestos.

 Para satisfacer las expectativas de crecimiento y alcanzar el objetivo de que el sector farmacéutico se convierta en uno de los factores de crecimiento cruciales de México se requerirá de coordinación entre las partes interesadas del sector farmacéutico, como laboratorios, proveedores de cuidado de la salud, compañías de seguros, reguladores y gobierno. Además, la industria tiene que demostrar un nivel de calidad consecuente con los estándares internacionales.



Deloitte
Perspectivas globales sobre ciencias de la vida 2013
Optimismo acorde a la realidad en un "nuevo contexto" (descargar)



Ver anterior:
Publicar un comentario en la entrada