martes, 5 de noviembre de 2013

Deloitte (IV): BRASIL Perspectivas globales sobre ciencias de la vida 2013



Brasil es el tercer mercado farmacéutico más grande en la región de las Américas (y el mayor mercado latinoamericano), con un valor en 2011 de 34.8 mil millones de dólares. Espicom prevé un CAGR entre 2011-2016 de un 5.4 por ciento en dólares, y el mercado debería alcanzar los 45.3 mil millones de dólares en 201650
El gasto en salud pública en Brasil aumentó hasta un 47 por ciento del gasto del país en 2011 y se espera que crezca a un 7.4 por ciento entre 2011-201651 tras la implementación del programa Mais Saúde 2008-2011. Entre los objetivos de este programa para promover la industria nacional de salud están el priorizar la compra de productos nacionales y reducir las importaciones, fomentar la producción local y aumentar las inversiones en I & D.
Los crecientes ingresos disponibles están fortaleciendo la demanda de productos y servicios farmacéuticos. Además, las favorables perspectivas de crecimiento del empleo están impulsando la participación en los planes sanitarios de grupos privados. Aunque el mercado privado de la salud es considerable en Brasil, detrás sólo del de Estados Unidos en tamaño, aun así representa sólo a un 25 por ciento de la población, lo que deja a un 75 por ciento que participan en el sistema de salud pública. Los factores adicionales que contribuyen a un mercado favorable para las empresas de ciencias de la vida incluyen el aumento en el envejecimiento de la población de Brasil, incentivos del gobierno y una elevada incidencia de enfermedades crónicas y cáncer.
Además de la inversión pública (extranjera y doméstica) en el sector de ciencias de la vida brasileño, el gobierno ha estado proporcionando un apoyo considerable. En abril de 2012, anunció que para promover el desarrollo de la industria farmacéutica local, los medicamentos fabricados domésticamente serán adquiridos con un recargo de un 25 por ciento (comparado con las medicinas importadas) a través del sistema de salud pública, conocido como sistema de salud unificada. Existen 78 medicamentos y 44 productos biofarmacéuticos en la lista. Además, diversos márgenes serán aplicados para los diferentes medicamentos: medicamentos elaborados importados (ocho por ciento), medicamentos producidos localmente (20 por ciento) y productos biofarmacéuticos (25 por ciento). El gobierno federal y los gobiernos estatales invertirán 550 millones cada uno para cubrir las diferencias en márgenes y apoyar el programa de fabricación doméstica.
Sin embargo, las condiciones del mercado en Brasil no son enteramente favorables. Los desafíos en cuanto a controles sobre precios y propiedad intelectual (IP) podrían afectar a la innovación. Para mejorar la asequibilidad de la atención médica, el gobierno brasileño ha estado ignorando las patentes de medicamentos de marca en favor de versiones genéricas más baratas. Asimismo, los procesos regulatorios de la nación son excesivamente largos. Por último, la elevada carga fiscal sobre los productos farmacéuticos sigue limitando la asequibilidad de medicamentos. Los fármacos son gravados a un 35 por ciento en promedio, con la mayor parte del impuesto (alrededor de un 23 por ciento) pagado por los fabricantes de medicamentos. En comparación, la tasa global promedio de impuestos en medicamentos es de un seis por ciento.


Deloitte
Perspectivas globales sobre ciencias de la vida 2013
Optimismo acorde a la realidad en un "nuevo contexto" (descargar)



Ver anterior:

Publicar un comentario en la entrada