martes, 10 de septiembre de 2013

Si es BAYER...también tiene quien la repudie./ De la Aspirina a los trabajos forzados...


Bayer cumple 150 años y lo celebra...
Por todo lo alto...


Música...

BAYER 150 años: música pop para una buena causa


Pinacoteca...

BAYER 150: Pinacoteca "al aire"...es buen@


Pero parece que todo no "vá en globo..."

Bayer cumple 150 años y..."vá en globo".


No todos parecen compartir, sentirse partícipes...
Estos, por ejemplo...

"Coordinación contra los peligros de Bayer"


Bayer: 150 años de crímenes de lesa humanidad 

 BAYER está organizando costosas celebraciones para celebrar sus 150 años de creación, sin embargo los numerosos crímenes de la compañía no se mencionan en las publicaciones conmemorativas. En lugar de reconocer su responsabilidad en el trabajo forzado, los gases tóxicos y los mortales productos farmacéuticos, la historia de la compañía está siendo ignora por completo. La coalición contra los peligros de BAYER introdujo contra-mociones para la próxima reunión de la junta de accionistas de la compañía con el fin de aclarar el lado oscuro del pasado de BAYER

 En su 150 aniversario, Bayer está organizando numerosas celebraciones con ilustres invitados. Una exposición circula en el mundo y un dirigible especialmente construido promoverá la compañía en los cinco continentes. Sin embargo, los períodos sombríos de la historia de la compañía han sido totalmente silenciados en las celebraciones. (Más)



DE LA ASPIRINA A LOS TRABAJOS FORZADOS

Productos como la ASPIRINA no son las únicas cosas relacionadas con BAYER a través de su historia, que se extiende hasta el siglo XIX. La companía también se identifica con agentes de guerra química, con „medicamentos“ como la HEROÍNA (una temprana marca registrada de BAYER), y con innumerables insecticidas y venenos caseros. 

La companía sólo piensa en su propio beneficio y trabaja continuamente con dictadores y criminales de guerra, desde Hitler hasta Pinochet. 

El director de BAYER Carl Duisberg propagó personalmente el concepto de trabajo forzado durante la Primera Guerra Mundial. La idea derivó después al asesinato masivo en el campo de concentración IG FARBEN propiedad de la companía: Auschwitz-Monowitz. La companía se posicionó bajo una enorme carga de culpabilidad debida a su fuerte complicación en la planificación, preparación y realización de las dos guerras mundiales. 

El Tribunal Internacional de Crímenes de Guerra declaró culpable a la companía por su responsabilidad en la guerra y en los crímenes de la dictadura nazi. (Más)

Publicar un comentario en la entrada