domingo, 16 de diciembre de 2012

Gabriel García Márquez: 30 años (más) de notori(a)_edad...

"...los médicos no examinaban a los enfermos,
sino que los hacían pararse en fila india
frente a los dispensarios,
y una enfermera les ponía en la lengua
una píldora del color del piedralipe,
así tuvieran paludismo, blenorragia o estreñimiento"
Ahora que hace 30 años recibiera el Premio Nobel de Literatura (1982)
En la vida real Gabo se familiarizó desde niño con los asuntos médicos, como que su padre incursionó en estas disciplinas. En efecto, Gabriel Eligio García -que así llamaba el progenitor- cambió en Aracataca el oficio de telegrafista por el de médico empírico. Dasso Saldivar refiere que alguna vez había adelantado estudios desordenados de homeopatía y farmacia en la Universidad de Cartagena. Para mayor abundancia registra que alcanzó prestigio a raíz de una epidemia de disentería declarada en 1925.
A finales de 1934, don Gabriel Eligio montó una farmacia en Aracataca y ejercía la medicina, pues a más de ser buen lector de revistas y manuales médicos, "era experimentador permanente". Por eso la Junta de Títulos Médicos del Departamento del Atlántico le otorgó licencia para ejercer la medicina homeopática. Inventó y patentó un "regulador menstrual", denominado el "G G" (Gabriel García), "equiparable en bondad a sus similares extranjeros", según se anunciaba.
Dado que el progenitor fuera aumentando su sabiduría médica con el paso de los días, logró que el Ministerio de Educación, en mayo de 1938, le revalidara, con alcance nacional, la licencia de médico homeópata, con la advertencia de que no podía "tomar parte de operaciones quirúrgicas ni tampoco se le permite ninguna actividad en el ejercicio de la alopatía". Dice al respecto Saldívar que "por supuesto, Gabriel Eligio no sólo acataría la disposición, sino que su prestigio de homeópata le concedía el lujo de mirar por encima del hombro a la medicina oficial".

Y en la obra de García Marquez hay terapéutica medicamentosa...(?)

<>. Les preparó una repugnante pócima de paico machacado, que ambos bebieron con imprevisto estoicismo, y se sentaron al mismo tiempo en sus bacinillas once veces en un solo día, y expulsaron unos parásitos rosados que mostraron a todos con gran júbilo, porque les permitieron desorientar a Úrsula en cuanto al origen de sus distraimientos y languideces"

"Una mañana (José Arcadio) descubrió que estaba enfermo. Dos días después encontró a su hermano aferrado a una viga del baño, empapado en sudor y llorando a lágrima viva, y entonces comprendió. Su hermano le confesó que la mujer lo había repudiado por llevarle lo que ella llamaba una enfermedad de la mala vida. Le contó también cómo trataba de curarlo Pilar Ternera. Aureliano Segundo se sometió a escondidas a los ardientes lavados de permanganato y las aguas diuréticas, y ambos se curaron por separado después de tres meses de sufrimientos secretos"
Y placebos...

"Vivió varios años (el Doctor Alirio Noguera diplomado en Leipzig, según lo atestiguaba un diploma falsificado por él) de los enfermos sin esperanza que después de haber probado todo se consolaban con glóbulos de azúcar"

Con cosas que tomé "prestadas" de LA MEDICINA EN LA OBRA LITERARIA DE GABRIEL GARCIA MARQUEZ/Académico Fernando Sánchez Torres

Ver también:

Citario/El dijo que...: García Marquez cumple 85 años.



Publicar un comentario